SHARE
500.000 nuevos empleos anuales en Europa para adaptar las redes de distribución eléctricas a la transición energética

Un informe presentado por Eurelectric, patronal de empresas de energía eléctrica, y E.DSO (European Distribution System Operators), concluye que hasta 2030 serán necesarias inversiones aproximadas de unos 400.000 millones de euros para adaptar y preparar las redes de distribución europeas al sistema eléctrico descarbonizado, descentralizado y digitalizado. De ellos, en España será preciso invertir 22.500 millones de euros. Las redes de distribución eléctricas europeas son la palanca de la transición energética y digital, ya que garantizan el suministro continuo y seguro de electricidad, integran la generación renovable y permiten la creación de nuevos servicios para los consumidores

El informe “Connecting the dots” lo ha llevado a cabo Monitor Deloitte y analiza las previsiones de inversión en función de los datos recabados en diez países europeos. Afirma que es necesario aumentar las inversiones en la década que se acaba de iniciar entre un 50 y un 70 %, en comparación con la pasada. Entre los beneficios que supone la apuesta, el informa destaca que generará entre 440.000 y 620.000 empleos locales y de calidad al año en la Unión Europea.

 

500.000 nuevos empleos anuales en Europa para adaptar las redes de distribución eléctricas a la transición energética
Connecting the dots – De la asosociación europeo E.DSO

Impulsores clave: renovables, electrificación y modernización

La transición energética copa una parte importante de las inversiones: expansiones y modificaciones relacionadas con la integración de las renovables eólica y solar, de las que el 70 % estarán conectadas a la red de distribución, así como la progresiva electrificación de sectores como la industria, el transporte y la edificación. En todo caso, el principal destino del dinero es la modernización de las infraestructuras existentes para adaptarlas a los retos de esta década. Un tercio de las redes europeas tiene más de 40 años y ese porcentaje podría llegar al 50 % para 2030.

Especificaciones del estudio para España
Estimaciones de inversión en las redes de distribución en España

Impacto limitado en el precio y beneficios sociales

El impacto en los peajes de las redes se puede mitigar si se promueven las condiciones marco adecuadas y un diseño de los peajes en consonancia. En el caso de España se espera una reducción de los peajes como consecuencia del aumento esperado la electrificación a pesar del esfuerzo inversor que hay que realizar.

Las transformaciones que se lleven a cabo con estas inversiones acarrearían beneficios para la sostenibilidad, la economía y la competitividad, de manera que la Unión Europea podría ahorrar más de 175.000 millones de euros anuales en importaciones de combustibles fósiles y, en última instancia, reducir la media de los costes de la electricidad entre 28.000 y 37.000 millones de euros a largo plazo. Además, el informe añade que el 90 % de las inversiones irán destinados a los fabricantes y proveedores de servicios europeos, lo que debe contribuir a la consolidación de la recuperación económica.