SHARE
Simon invierte 15 millones de euros en avances tecnológicos para su fábrica de Olot

Simon ha anunciado una inversión de 15 millones de euros en su fábrica de Olot para optimizar sus procesos de fabricación, dotándola de la tecnología más avanzada para incrementar su eficiencia y alcanzar una gran capacidad de customización. Se trata de una de las inversiones estratégicas más importantes de la compañía en los últimos años, que tiene el doble objetivo de dar respuesta a la innovación permanente de sus productos, además de traducirse en una nueva manera de enfocar la optimización de sus procesos de fabricación.

 

Simon tiene una previsión de facturación de 295 millones de euros para el ejercicio actual, con el fin añadido de consolidar su apuesta por la digitalización y el control de la luz. “La intención de la compañía es estar a la vanguardia de los procesos productivos y marcar un referente para nuestro tejido industrial internacional desde La Garrotxa”, asegura su CEO, Esteban Bretcha. Además, esta iniciativa sirve también para reforzar la estrecha vinculación de Simon con la comarca y específicamente con la localidad de Olot, que se remonta a más de un siglo porque en ella nació el pequeño taller familiar que dio origen a la compañía.

Simon invierte 15 millones de euros en avances tecnológicos para su fábrica de Olot

La nueva inversión se une a otros dos importantes proyectos en los que Simon ha continuado trabajando a pesar de la coyuntura global provocada por la pandemia, y que suponen para la compañía lo que define como “un claro reflejo de la visión de futuro”. La compañía está rehabilitando su antigua fábrica en Poblenou, en un edificio de 10.500 metros cuadrados, que albergará sus nuevas oficinas en Barcelona; las obras comenzaron en 2020 y está previsto que finalicen el primer trimestre de 2023.

Simon invierte 15 millones de euros en avances tecnológicos para su fábrica de Olot

El segundo proyecto es la inminente apertura en Madrid de un nuevo espacio flagship de la marca, donde quedará latente la experiencia en el mundo de la iluminación y su control. El ejercicio de 2021 ha estado marcado para Simon por la mejora generalizada del comportamiento en los mercados locales y un importante incremento de ventas en algunos mercados internacionales clave como China, Polonia o Marruecos entre otros.

 

Joint venture en el sureste asiático

Además, la compañía ha llevado a cabo la adquisición del 51 % de una empresa vietnamita con más de 23 años de experiencia en la fabricación y distribución de productos eléctricos y de iluminación en ese país. La nueva empresa, Simon Vietnam Electrics Joint Stock Company, se dedicará a la fabricación y distribución de los productos Simon en Vietnam, Camboya, Laos y Myanmar. De igual modo, la firma ha reforzado su apuesta por la recarga de vehículo eléctrico mediante una joint venture con la firma Selba Solutions para impulsar un negocio que considera estratégico.

Simon invierte 15 millones de euros en avances tecnológicos para su fábrica de Olot

Simon consolida su apuesta por la digitalización de los espacios y el control de luz para crear experiencias que se adaptan a cada estilo de vida, tanto en los hogares como en entornos públicos, gracias al IoT. En este sentido, el reciente lanzamiento de la serie Simon 270 iO, es su mayor apuesta para acercar la conectividad a los hogares de forma fácil y accesible. Además de su posicionamiento en las áreas de iluminación interior y exterior, recientemente ha realizado una inversión estratégica en la empresa ProtoPixel, enfocada en la iluminación dinámica y experiencial, que le permitirá complementar y dar más valor a los productos y soluciones que ofrece. Como promotor de la cultura de la luz, la firma lleva años fomentando la creación de vínculos con el mundo del arte y de la creatividad, para impulsar la creación de diferentes obras lumínicas a través de colaboraciones con los lighting designers más importantes del panorama nacional e internacional. Una apuesta por el poder de la luz para transformar los espacios y reinventarlos con el objetivo último de simplificar una tecnología que aporte el mayor bienestar posible a la vida de las personas.

Simon invierte 15 millones de euros en avances tecnológicos para su fábrica de Olot