SHARE
Matelec y ePower&Building fijan su convocatoria para noviembre 2022

El certamen ePower&Building, en el que se integra Matelec, se celebrará en noviembre 2022, por lo que queda descartada cualquier opción a que tenga lugar en las últimas fechas previstas por la organización, entre el 4 y el 7 de mayo.

 

La evolución de la pandemia no ha hecho posible alcanzar un umbral de seguridad suficiente para que un evento multitudinario tenga lugar en poco más de dos meses. De este modo, Ifema acaba de anunciar que las ferias integrantes de ePower&Building -Construtec, Veteco, Bimexpo, ARchistone, Matelec Lighting y Matelec Industry “pasarán a celebrarse de forma presencial, en sus fechas habituales de los años pares: noviembre de 2022”.

Por su parte, Genera, Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente, tendrá lugar los días 16 al 18 de noviembre de este año, por primera vez en formato híbrido. El certamen albergará en su plataforma Genera Live Connect, los contenidos de tres eventos paralelos como  son The Miss: a B2B Summit+Expo by Epower & Building “Getting to Zero”, el salón Climatización y Refrigeración y Genera, que se celebrarán de forma coincidente. Genera Live Connect quiere conformarse como “la mayor comunidad y red social del sector de las energías renovables, cuyos contenidos e interacción entre profesionales  de los tres eventos coincidentes se desarrollará a lo largo de todo el mes de noviembre”.

En sus últimas ediciones respectivamente, Genera recibió 18.886 visitantes de 64 países y a 237 empresas participantes de 16 naciones, y C&R, alcanzó los 374 expositores y 54.781 profesionales de 88 países. Por su parte Epower&Building concentró en su pasada edición 90.000 visitantes y 1.600 empresas.

 

Más de 400 trabajadores en ERTE

Desde comienzos de este mes de febrero, los más de cuatro centenares de trabajadores de la Institución Ferial se encuentra en situación de ERTE, presentado en cuatro tramos diferentes. La empresa estimó que la medida supondría un ahorro aproximado de algo más de un tercio del desembolso anual que debe realizar en salarios a sus empleados, que se cifra aproximadamente en 24 millones de euros. La modalidad elegida para el citado ERTE ha sido la de “fuerza mayor” y “limitación de actividad” debido a los efectos de la crisis sanitaria del COVID-19 y afecta a todos sus trabajadores y trabajadoras mediante la suspensión temporal de contratos en algunos casos y la reducción de jornada laboral en otros.