Conecta con nosotros

Economía

Un informe revela que el 98% de la energía se desperdicia

Publicado

el

Con un ligero aumento de la productividad energética se impulsaría la economía, se crearía empleos y se podría contribuir a salvar el medio ambiente. Según el Índice de Prosperidad Económica y de Productividad Energética de 2015, la factura energética de los hogares se podrían reducir en un tercio al implementar más tecnología de eficiencia energética y Europa podría duplicar su rendimiento productivo de energía para el año 2030 mejorando el uso de las tecnologías existentes. En cifras concretas y a nivel mundial, si se duplica la tasa de mejora de la productividad de la energía, pasando del 1,5% al 3% por año, se reduciría la factura global de combustibles fósiles en más de 2 billones de euros en 2030 y se podrían crear más de 6 millones de puestos de trabajo ya en 2020.

El índice ha sido elaborado por The Lisbon Council, Ecofys y Quintel Intelligence y encargado por Philips, y es el primer informe global para clasificar los países por su productividad energética – en función de su rendimiento económico por unidad de energía consumido. Además y según advierte el informe, la tasa de mejora de la productividad de la energía, que es aproximadamente del 1,3% cada año, es demasiado lenta para mantener el ritmo de la demanda creciente de energía.

Para obtener mejoras en las ganancias de productividad, el mejor medio son los edificios residenciales y los no residenciales. Sólo mediante el aumento de la utilización de la tecnología disponible hoy en día, tales como dispositivos  de ahorro energético, iluminación LED y aislamiento, los hogares europeos podrían reducir sus facturas de energía en un tercio. Por otra parte, el consumo total de energía  en la UE podría reducirse en un 35% a más del doble de la tasa de mejora de la productividad energética de la región de cerca de 1.5% a 3% por año para el 2030.

El índice clasifica a los países en función del PIB que producen para cada unidad de energía que consumen. Hong Kong encabezó la lista con una productividad de la energía de 456 millones de euros de PIB por hexajulio consumido. Cuba quedó en segundo lugar, con 365 mil millones de euros PIB por hexajulio. Colombia, Singapur y Suiza componen los cinco primeros. El Reino Unido está en el puesto 26, por detrás de países como Sri Lanka, República Dominicana, Gabón, Filipinas, y Albania. Otras naciones líderes se perdieron más atrás con Alemania colocada en 35º, Holanda en el 40º, Japón 51º, Francia 56º y la India 72º.

Estados Unidos, que está en la posición 87 actualmente, se ha comprometido a duplicar su productividad energética para el año 2030. China se sitúa en el lugar 111ºy Rusia en el 114º, ambos tienen una productividad energética muy por debajo del promedio mundial, de 143 mil millones de euros.