SHARE
8 de cada 10 empresas instaladoras catalanas y sus 60.000 trabajadores están en situación de quiebra

Según un estudio llevado a cabo por Fegicat, Federación de Gremios de Instaladores de Cataluña, el 79,8% de las empresas instaladoras no pueden atender servicios de urgencia y esenciales como consecuencia de la falta de los equipos de protección necesarios (EPIs) para evitar la transmisión/contagio del COVID-19.

Este hecho se añade a la grave situación de parón económico que se está produciendo. En este sentido, el 40,8 % del sector confirma una caída total de su actividad. Un 38,9 % asegura una caída en su actividad de más de un 75 %. Es decir, aproximadamente un 80 % de las empresas instaladoras están en una situación de quiebra, aspecto que afecta directamente a cerca de 60.000 trabajadores en Cataluña.

Ante esta “grave situación” Fegicat reclama y denuncia:

 

  • Que los ERTE´s (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), ya sean por fuerza mayor o no, tramitados hasta la fecha y para los futuros, sean aprobados con la máxima celeridad posible evitando la incertidumbre del silencio administrativo.

 

  • Que las ayudas que han sido publicadas son completamente insuficientesinhábiles para poder hacer frente a la situación económica que las empresas y autónomos están sufriendo. Se necesitan medidas reales que las empresas y autónomos puedan aplicar de manera ágil y efectiva.

 

  1. Condonación de las cotizaciones sociales para pymes y autónomos, hasta la finalización de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS (Organización Mundial de la Salud).
  2. Aplazamiento del pago del IVA y compensación de las deudas fiscales.
  3. Condonación del pago del IVA sobre aquellas facturas que no hayan sido ejecutadas en tiempo y forma durante el periodo de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS.
  4. Condonación de la cuota de Autónomos durante el periodo de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS.
  5. Anticipación y agilización de la devolución del IVA para las pymes y autónomos que lo hayan solicitado antes del cierre del 2019.
  6. Ejecución con carácter inmediato de las facturas pendientes de la Administración Pública.
  7. Ampliación del fondo de contingencia para proporcionar créditos y préstamos «blandos» con un interés igual o cercano al 0%, un aval del 100% y con un periodo de carencia vigente hasta la finalización de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS.
  8. Agilización, simplificación y aprobación en relación a la tramitación de los ERTE´s para evitar despidos definitivos.
  9. Aplazamiento de los pagos de los contratos de alquiler e hipotecas de los locales donde se ubiquen las empresas instaladoras.
  10. Aplazamiento de los pagos de renting de vehículos y maquinaria, así como otros suministros de pago mensual.
  11. Aplazamiento de los pagos de los créditos.
  12. Aumento de las medidas flexibilizadoras establecidas en los convenios siderometalúrgicos de las cuatro provincias de Cataluña.

 

  • Que las empresas instaladoras y autónomos que tienen que realizar actuaciones de emergencia para garantizar la seguridad y salud de la ciudadanía y actividades económicas esenciales dispongan de inmediato de los elementos necesarios para poder desarrollar su trabajo con seguridad (EPIs), tanto por los trabajadores, como para las personas que requieren los servicios esenciales.

La Federación de Gremios de Empresas Instaladoras de Cataluña representa a un total de 20 asociaciones territoriales, 5.600 empresas instaladoras con 29.000 trabajadores directos y una facturación anual acumulada de 1.350.000.000 euros, aproximadamente el 1,73 % del PIB de Cataluña.