SHARE
El Gobierno amplía la flexibilidad tributaria para pymes y autónomos y refuerza su financiación

El Consejo de Ministros aprobó ayer la ampliación de la flexibilidad tributaria para pymes y autónomos y también para reforzar su financiación entre las nuevas medidas previstas para hacer frente a los efectos económicos que está provocando la emergencia sanitaria provocada por el COVID–19. El nuevo paquete se articula a través de un Real Decreto-Ley 15/2020 que incorpora más de una treintena de medidas que refuerzan la financiación de las empresas, ofrecen apoyo en el ámbito fiscal, facilitan el ajuste de la economía y protegen el empleo y a los ciudadanos.

Con ellas se quiere paliar la situación de estos colectivos y, entre otras, proporcionarles un ahorro que podría alcanzar los 1.100 millones de euros y reforzar la protección que ya han recibido a través de iniciativas anteriores como las líneas de crédito avaladas por el ICO, el aplazamiento del pago de impuestos seis meses o la moratoria fiscal de abril sobre declaraciones tributarias.

Ampliación de la flexibilidad tributaria

Se aprueba que los autónomos que tributen por el sistema de módulos puedan cambiar a estimación directa sin la exigencia de permanecer tres años en ella, de tal modo que en 2021 podrían volver a tributar por módulos. Asimismo, las pymes que calculan su pago fraccionado en función de los beneficios de ejercicios anteriores podrán cambiar de sistema y realizar el cálculo en función de los beneficios reales trimestrales. De esta forma, los efectos económicos de la pandemia quedarán mejor reflejados y permitirán reducir los pagos a cuenta.

El Gobierno amplía la flexibilidad tributaria para pymes y autónomos y refuerza su financiación
Se amplía la flexibilidad tributaria para las pymes y autónomos

Además, para los autónomos que opten por mantenerse en el sistema de módulos, el Real Decreto-ley contempla el descuento del cálculo de los pagos fraccionados del IRPF y de la declaración del régimen equivalente del IVA los días naturales bajo el estado de alarma. Es decir, se evitará que compute el impacto producido durante ese periodo excepcional. Esto podría suponer un ahorro estimado por el Gobierno en “30 millones de euros en el primer trimestre y beneficiará a 362.000 contribuyentes en el caso de los pagos del IRPF y de 200.000 en los pagos del IVA”.

El decreto también recoge medidas en el ámbito de la gestión tributaria con el objetivo de facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. De esta forma, la normativa contempla que no se aplicará ningún recargo por el retraso en el pago de las deudas tributarias a las pymes y autónomos o empresas que hayan solicitado un préstamo ICO avalado por el Estado relativo al COVID-19. Con esta fórmula, el Gobierno quiere evitar que las empresas con problemas de tesorería sufran recargos. Una vez hayan recibido el préstamo ICO, la deuda deberá ser saldada con la Agencia Tributaria.

Otras medidas para reforzar la financiación empresarial

El consumo eléctrico de las grandes empresas aumentó un 1,8% en el 2015
Las grandes empresas también podrán acogerse a algunas medidas para la financiación empresarial

De cara a aliviar los costes operativos de pymes y autónomos que hayan visto reducirse significativamente sus ingresos, se establece un mecanismo para la renegociación y aplazamiento del pago de alquileres de locales de negocio a grandes tenedores o empresas públicas. Si el propietario es privado, se facilita el uso de la fianza como mecanismo de pago, debiéndose ésta reponer en el plazo de un año.También se amplía la cobertura y la capacidad de la Línea de Avales del ICO para cubrir pagarés del Mercado Alternativo de Renta Fija y de las sociedades de garantía recíproca de las comunidades autónomas, mediante un reforzamiento de los reavales concedidos por la Compañía Española de Reafinanzamiento, CERSA. Igualmente se habilita al Consorcio de Compensación de Seguros para que actúe como reasegurador de los riesgos del seguro de crédito, lo que reforzará la canalización de recursos para el crédito comercial, garantizará la continuidad de las transacciones económicas y aportará seguridad a las operaciones comerciales. Asimismo, se permite también el aplazamiento de las cuotas de los préstamos concedidos por el IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, en el marco de sus programas de subvenciones o ayudas reembolsables.

Protección de los trabajadores

El Gobierno amplía la flexibilidad tributaria para pymes y autónomos y refuerza su financiación
Instaladores en formación para la instalación de máquinas de aire acondicionado

Para proteger y dar cobertura a los trabajadores en paro que no tengan acceso a la protección por desempleo, se amplía la cobertura de la prestación a aquellos cuyos contratos hayan sido extinguidos durante el periodo de prueba de un nuevo trabajo desde el 9 de marzo o aquellos que lo hayan extinguido voluntariamente desde el 1 de marzo por tener una oferta laboral en firme que haya decaído. Se modifica también la regulación de los ERTE´s por causa de fuerza mayor, para cubrir las reducciones significativas de actividad en aquellos sectores considerados esenciales, pero que se han visto afectados por las medidas de reducción de la movilidad y han visto mermados sus ingresos.

Se refuerza la protección de los trabajadores fijos discontinuos y se amplía la cobertura establecida en el Real Decreto-ley 8/2020 a los trabajadores que no hayan podido reincorporarse a su actividad en las fechas previstas como consecuencia del COVID-19 y que no cumplen el requisito de situación legal de desempleo, o no pueden acceder a la prestación por desempleo por carecer del periodo de cotización necesario.

También se prorroga dos meses el carácter preferente del trabajo a distancia, así como el derecho de adaptación del horario y reducción de la jornada. Se adaptan de forma temporal y extraordinaria algunos de los requisitos que permiten a las sociedades anónimas o de responsabilidad limitada la calificación de sociedad laboral.