Conecta con nosotros

Economía

Cómo repercutirá en las pymes la subida del Salario Mínimo Interprofesional

Publicado

el

Cómo repercutirá en las pymes la subida del Salario Mínimo Interprofesional

Con el inicio del nuevo año, numerosos parámetros económicos sufren las alteraciones que van indefectiblemente ligadas al cambio de fecha en el calendario. El Salario Mínimo Interprofesional es una de ellas y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, Cepyme, ha elaborado un estudio en el que valora desde el punto de vista empresarial cómo afecta a las pymes su incremento.

 

Para Cepyme, “la pequeña y mediana empresa es la más perjudicada por una nueva subida del salario mínimo”, y añaden que “elevar el SMI al 60 % del salario medio en 2023, supondría un incremento mucho mayor para las empresas de menos de 50 trabajadores, donde superaría el 70 % de su salario medio, hasta situarse en el 70,7 % exactamente. Esto es debido a su menor capacidad salarial, ya que registran un salario medio de 1.517 euros frente a los cerca de 1.800 euros en los que ronda el salario medio global”. Los datos se obtienen del informe “El impacto de la subida del SMI en las pymes”, que analiza el efecto de ese aumento por tamaño de empresa, territorio y rama de actividad, y recoge también la opción de que el incremento llegue hasta los 1.100 euros.

España es uno de los países europeos que más ha incrementado el Salario Mínimo en los últimos cuatro años, por encima del 35 %, y más del 41 % si se toman como referencia los seis últimos ejercicios. Sin duda también porque su valor estaba muy por debajo del nivel de la economía española hasta el año 2017. En ese tiempo, el SMI ha pasado de casi 736 euros mensuales a los 1.000 euros que representa en la actualidad. El informe de Cepyme valora que esta subida ha supuesto que desaparezca la cifra de 217.500 puestos de trabajo, 71.600 porque se han destruido directamente y los 145.900 restantes porque se han dejado de crear. 9 de cada 10 de esos empleos destruídos estaban cubiertos por mujeres, según el estudio. También se añade que en ningún otro país de Europa “el salario es igual o superior al 60 % del salario medio”, lo que hace al SMI español “el más caro de todo el continente”.

 

Las pymes son las más afectadas

Y todo ello, según Cepyme, porque el salario medio ha subido casi el doble en las pymes que en las grandes empresas. Durante el último año, su valor fue de 1.517 euros; de 1.883 euros en las medianas y de 2.093 euros en las grandes. Esas cifras suponen que desde 2018 en las pequeñas empresas el aumento ha sido de un 9,1 % mientras que en las grandes ha sido del 4,9 % y esa diferencia y el escaso tiempo para adaptarse a esa subida impide que se incremente lo bastante la productividad para conseguir compensar el exceso de costes laborales. Con un salario mínimo de 1.082 euros, el porcentaje se elevaría al 70,7 % del salario medio en las pymes, mientras que en las grandes se sitúa en el 51,3 %. Por comunidades autónomas, hasta en una decena de las mismas el Salario Mínimo Interprofesional superaría el 60 % del salario medio, y en Extremadura, Murcia y Canarias sería superior al 70 %. En el caso de Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra, el porcentaje sería menor del 60 %.