SHARE
Luis Collado, presidente de Aecim

“Garantizar la cadena de pagos debe ser la vía prioritaria para atender las necesidades de financiación de las pymes” asegura el presidente de Aecim, Asociación de Empresas del Comercio e Industria del Metal de Madrid, Luis Collado, que celebra así la aprobación de la admisión a trámite de la proposición de ley para regular un régimen sancionador contra la morosidad.

 

Desde Aecim se urge además “a agilizar la tramitación para mejorar la liquidez de las pequeñas y medianas empresas ante la situación de crisis actual derivada del COVID-19”. Tras la aprobación este pasado martes por parte del Pleno del Congreso de la admisión a trámite de la proposición de ley para poner en marcha un régimen sancionador contra la morosidad, se contempla la creación de un Observatorio Estatal de la Morosidad en las operaciones comerciales, medidas de impulso a la transparencia en los plazos de pago en las sociedades mercantiles y sanciones de hasta 6.000 euros para las infracciones leves, de entre 6.000 y 100.000 euros para las graves, y de hasta un millón de euros para las más graves. Se incluye asimismo la prohibición de pactar entre las partes un plazo superior al establecido legalmente, y se modifica la regulación del IVA, para modificar la base imponible de las facturas no cobradas y reducir el plazo para considerar una factura incobrable, establecido actualmente en seis meses.

Según Luis Collado, “las pymes necesitan con urgencia una regulación de la morosidad”, que añade que “los 130.000 millones de euros de demora en pagos afectan fundamentalmente a las pequeñas y medianas empresas de nuestro país, que conforman el 90 % del tejido empresarial”. De acuerdo a los datos de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, las empresas presenten en la Bolsa española, incluyendo las del Ibex 35, tenían facturas por pagar a sus proveedores por valor de 122.000 millones de euros, a los que se suma la deuda de las administraciones de 8.621 millones de euros. El presidente de la patronal madrileña insta a “garantizar la cadena de pagos” y considera que esta es “la vía para atender las necesidades de financiación de las pymes españolas, en un momento especialmente delicado por la crisis del COVID-19”.