SHARE
456 millones de euros para impulsar el crecimiento, la internacionalización y el ahorro energético de las pymes

El último Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez aprobó el pasado 12 de abril el Marco Estratégico en Política Pyme 2030 Pequeña y Mediana Empresa, cuyo objetivo es mejorar la capacidad competitiva de las pymes de cara a los retos de una economía global y digitalizada, y contribuir a crear un clima adecuado para favorecer su crecimiento. Por primera vez, se conforma un marco nacional de actuación para la pyme española, en cuyo seno se concentra el 99% del tejido empresarial y representa casi el 62% del Valor Añadido Bruto y el 66,5% del empleo empresarial total. Este plan se ha desarrollado en el Consejo Estatal de la Pequeña y Mediana Empresa, órgano del que forman parte la Administración Central, las comunidades autónomas, las administraciones locales, las organizaciones empresariales y sindicales más representativas y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación.

Las propuestas quedan encuadradas en siete palancas: Emprendimiento, Gestión empresarial y Talento, Marco regulatorio, Financiación, Innovación y Digitalización, Sostenibilidad e Internalización y se articula a través de un sistema de gobernanza en el propio Consejo. En cuanto a la cuantía presupuestaria, el Consejo de Ministros anunció una partida de un total de 456 millones de euros para impulsar el crecimiento, la internacionalización y el ahorro energético de las pymes.

De ellos, 98,5 millones de euros corresponden a tres líneas de financiación que gestionará la Empresa Nacional de Innovación, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que son: Línea Pyme, Línea de Empresas de Base Tecnológica y Línea Jóvenes Emprendedores. Dicha línea de financiación impulsará proyectos innovadores con una inversión inducida de 220 millones de euros y un impacto de 1.600 empleos directos. También se ha creado un fondo dotado con 50 millones de euros para proyectos de internacionalización con cargo al Fondo para la Internacionalización de la Empresa.

Finalmente y a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se aprueban las bases que regularán las convocatorias para la concesión de ayudas para actuaciones de mejora de la eficiencia energética y reducción del consumo de energía final en pequeñas, medianas y grandes empresas del sector industrial. Se destinan 307,6 millones de euros (307.644.906) procedentes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Este programa de ayudas quiere contribuir a lograr objetivos de reducción del consumo de energía final que fija la Directiva 2012/27/UE. Las acciones objeto de financiación tendrán que ir destinadas a la mejora de la tecnología en equipos y procesos industriales, o la implantación de sistemas de gestión energética. El programa está coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y será gestionado directamente a nivel autonómico. Su objetivo final consiste en incentivar y promover las actuaciones en el sector industrial que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de energía final, a través de la mejora de la eficiencia energética y  contribuyendo con ello a alcanzar los objetivos de reducción del consumo de energía.