SHARE
La CNMC aprueba la discriminación horaria en los peajes, aunque aún no entrará en vigor

La CNMC ha aprobado la Circular por la que establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución, una de cuyas principales novedades es que introduce la discriminación horaria en todos los peajes, en línea con la normativa europea. Además, se revisan y simplifican los periodos horarios, con el objetivo de facilitar la transmisión de precios a los consumidores e inducir comportamientos eficientes. También se simplifica la estructura de peajes de los consumidores conectados en baja tensión con potencia contratada inferior a 15 kW ( es decir, los consumidores domésticos y las pymes). En concreto, se establece un único peaje para ellos y se diferencian tres periodos de consumo (punta, llano y valle). Igualmente se introduce un peaje para puntos de suministro dedicados en exclusividad a la recarga de vehículos eléctricos de acceso público y más económico.

Los actuales peajes de acceso constan de dos componentes: peajes (destinados a cubrir los costes de las redes) y cargos (destinados a cubrir el resto de componentes de coste, tales como renovables, sistemas no peninsulares y anualidades del déficit). Estos precios son de aplicación a todos los consumidores independientemente de que se encuentren en mercado libre o mercado regulado. No obstante y de acuerdo con la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector eléctrico, los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución se determinarán conforme a la metodología que establezca la CNMC, mientras que los cargos se determinarán conforme a la metodología que establezca el Gobierno.

Lo ahora aprobado es la parte que corresponde exclusivamente a los peajes, que corresponde a Competencia, pero la metodología por la que se establecen los cargos, dependiente del Gobierno, está aún pendiente y mientras no se culmine, seguirán vigentes los peajes actuales. Comoquiera que además el propio Ejecutivo prorrogó estos últimos el pasado diciembre, no es previsible que la entrada en vigor de los nuevos peajes se produzca a lo largo del año. La propia CNMC añade en su Circular que “en tanto no se disponga de ambas metodologías, serán de aplicación los peajes vigentes, según se estable en la Orden TEC/1258/2019”.

La metodología establecida consiste en la definición de una estructura de peajes de acceso a las redes de transporte y de distribución. Así como unas reglas explícitas para asignar la retribución de las actividades de transporte y de la distribución de forma objetiva, transparente, no discriminatoria y siguiendo criterios de eficiencia en el uso de las redes.

Esto significa que cada peaje se calcula en función de los factores que inducen el coste de las redes de transporte y distribución y, en particular, de la demanda de diseño de cada nivel de tensión. Asimismo, se tiene en cuenta el uso que hacen de las mismas los distintos grupos tarifarios para su suministro.

El detalle de los diferentes periodos de discriminación horaria está disponible en la esta dirección del Blog de la CNMC.