SHARE
Facua recuerda que las eléctricas no pueden cobrar las facturas enviadas con más de un año de retraso

El Gobierno baraja la opción de suspender de manera temporal el impuesto de generación eléctrica, si la escalada del precio de la luz continua en lo que queda de mes, según ha adelantado El Confidencial Digital. La medida, que supondría una rebaja limitada al 4 % del recibo entraría en vigor de forma inmediata y se aplicaría ya al próximo recibo a facturar.

 

El Ejecutivo quiere así poner freno a los efectos económicos que provocaría la subida en los consumidores y “atajar” de este modo también el impacto negativo que dicha escalada provocó a su gestión durante toda la semana pasada. La medida supondría una reducción de entre el 2,5 y el 4 % del precio de la luz para los consumidores domésticos y algo menor del 5 % para la industria y se reflejará inmediatamente en el recibo de enero.

El impuesto de generación, que fue creado en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy para sufragar el llamado déficit de tarifa, se aplica ahora mismo a las compañías eléctricas que, a su vez, se lo trasladan a los consumidores. Su recaudación anual aproximada es de unos 1.700 millones de euros y ahora podría verse compensada por un incremento de los ingresos por la mayor aportación de los derechos de emisión de CO2, así como por el propio aumento del precio, que supone también mayores ingresos en forma de ingreso por recaudación de IVA.

Durante las menos de tres semanas que van de 2021, el precio del megavatio hora (MWh) se ha incrementado en niveles que no se recuerdan desde los inicios de la anterior crisis, la Gran Recesión, y que en septiembre de 2008 llevó a que el coste de la energía subiera todavía más de lo que lo ha hecho ahora. La amplia mayoría de consumidores domésticos están sujetos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, tarifa que depende de la evolución del mercado y que ahora sufrirá el impacto de este incremento. También las industrias verán como se eleva su factura, con la consiguiente pérdida de competitividad.

 

Cambios en la Tarifa

No obstante, el Gobierno también prepara un cambio sustancial en la tarifa de la luz, pero este entraría en vigor ya en la primavera. Como parte de su acuerdo de Gobierno, PSOE y Podemos se comprometieron a rebajar la factura, modificar el bono social y eliminar lo que se conoce como “beneficios caídos del cielo” de las eléctricas. Esta reforma supondrá un cambio total del recibo de la luz, a través de una metodología de cálculo de los cargos del sistema que se vinculará a la metodología de peajes, con el objetivo de poner en marcha un nuevo sistema tarifario. Quiere así también incrementar la transparencia del propio recibo, mediante una separación más diáfana de los costes de las redes y otros costes del sistema, tal y como se prevé en la Directiva Europea que regula el mercado interior de la electricidad.