SHARE
La Economía Circular se introduce en la normativa de gestión de residuos

El Ministerio para la Transición Ecológica trabaja en la revisión del Real Decreto de 2015 que regula la gestión ambiental de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en España, para incorporar las medidas del paquete de Economía Circular de la Unión Europea. Así lo aseguró el director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental, Javier Cachón, durante su intervención en el Tercer Congreso Nacional de Reciclaje de Residuos Electrónicos, que se celebró la semana pasada en el Palacio de Congresos de Toledo.

En palabras del responsable ministerial “nuestra normativa fue pionera en Europa por incluir unos objetivos ambiciosos de reutilización, pero requiere una actualización para mejorar cuestiones como la trazabilidad desde la recogida del residuo hasta su tratamiento”. Además, se refirió a la importancia de la recogida separada de los residuos electrónicos para facilitar su reciclaje, como “instrumento de lucha contra la crisis de recursos naturales que vivimos”. En su opinión, “los productores representados por los sistemas colectivos deben seguir trabajando para potenciar cuestiones de gran importancia como el ecodiseño y la concienciación ciudadana”.

Por su parte, Bettina Lorz, jefa adjunta de la unidad de gestión de residuos de la Comisión Europea, destaco el “papel esencial” de los sistemas colectivos en el éxito de la aplicación de las diferentes directivas sobre residuos, y los situó como “los actores mejor posicionados para coordinar la relación entre los productores y los agentes de gestión”. Según los datos más recientes, los sistemas colectivos gestionaron 267.000 toneladas de este tipo de residuos en 2018, un 8% más que en 2017.

Por parte de Recyclia, su consejero delegado, José Pérez, señaló que la revisión de la norma «es una oportunidad que no debe dejarse pasar para facilitar su aplicación, que ha sido complicada hasta el momento por ser muy ambiciosa, por ejemplo, en lo que se refiere a cuestiones operativas como la coordinación de las recogidas y la adaptación de los puntos limpios, así como la contabilización y la trazabilidad de los residuos”. Recyclia agrupa a las Fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Ecolum y ha gestionado más de 257.000 toneladas de RAEE desde 2001 y más de 30.000 toneladas de pilas y baterías usadas desde el inicio de su actividad.