SHARE
Siemens crea la última tecnología para la prevención de incendios por fallo eléctrico

Siemens ha ideado el 5SM6, un nuevo detector de arco eléctrico que evita y detecta fallos del sistema y protege a los edificios de posibles incendios. Basado en una tecnología acreditada durante años del estándar UL, este detector es un dispositivo que destaca por las ventajas de seguridad que aporta y por su sencilla instalación y configuración. El nuevo detector de arco eléctrico es un sistema seguro para personas e inmuebles, ya que cubre un área que ha estado desprotegida hasta ahora: los fallos de arco en serie y permite a empresas y particulares incorporar nuevas soluciones para convertir a sus edificios en lugares más seguros. Los fallos de arco son la principal causa de incendio en las instalaciones eléctricas y su prevención es básica. Se producen al generarse un arco voltaico anómalo en una instalación eléctrica que puede derivar en un incendio si no se interviene a tiempo. Lamentablemente, pese a contar con interruptores automáticos y diferenciales, que se encuentran en la actualidad en las instalaciones, no estamos protegidos contra fallos de arco en serie. De hecho, las causas más frecuentes de fallos son producidas por daños provocados por clavos o tornillos en el aislamiento del conductor, por conexiones sueltas, aplastamiento y rotura de cables, por radiaciones UV o mordeduras de roedores. Por ello, es fundamental contar con un detector que proteja de cualquiera de estas situaciones de riesgo para evitar que se conviertan en un problema de seguridad.

Desde el pasado diciembre está en vigor el nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios, que apuesta por la prevención, de tal forma que cualquier infraestructura cuente con medidas que permitan prevenir la producción de incendios, tanto en diseño como en construcción. El nuevo detector 5SM6 cubre un área que ha estado desprotegida hasta el momento y permite distinguir entre distintos fallos de arco (serie y paralelo) y es capaz de proteger frente a sobretensiones de más de 275V. Esto permite que una vez que hayan sido detectados, el sistema pare al instante la instalación y, con ello, evite que se produzca un incendio.