SHARE
La autonomía de los vehículos eléctricos es un 36% menor a lo que anuncian las marcas

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios basado en pruebas con tres modelos eléctricos diferentes asegura que la autonomía real de los coches eléctricos es, de media, un 36% inferior a la que aparece reflejada por las compañías en la publicidad de sus vehículos. Además consumen de media un 42% más de lo que se anuncia. Los modelos con los que se ha efectuado la prueba son el Nissan Leaf, el Opel Ampera-e y el Renault Zoe. En concreto, el primero de ellos afirma disponer de una autonomía de 250 kilómetros, mientras que en las pruebas sólo alcanzó los 163 kilómetros y 144 con una familia en el interior.

Algo similar ocurre con el Opel Ampera-e y el Renault ZOE, que en lugar de los 520 y 400 kilómetros respectivamente de autonomía, sólo llegan a los 335 y 255 kilómetros, que bajan a los 304 y 232 kilómetros si en el interior los ocupantes son varios.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, «la Unión Europea permite a las marcas de automóviles seguir publicando los resultados del antiguo test de homologación de consumo durante un tiempo», que resulta ser menos real y riguroso que aquel del que se dispone en la actualidad. Así, el desajuste implica un 19% menos de autonomía de los motores eléctricos, si además no se emplea la climatización y se realiza una conducción ideal.