SHARE
Madrid adelanta a las comunidades de vecinos hasta el 50 % del importe de la ayuda para rehabilitar el edificio

Dentro de la convocatoria de ayudas para la rehabilitación del parque edificado que la Comunidad de Madrid pondrá en marcha entre finales de abril y comienzos de mayo, se prevé conceder un adelanto del 50 % sobre el importe total de la subvención, presentando la licencia de obra y, en algunas circunstancias, la declaración responsable. Además, el Ejecutivo Regional estudia llevar a cabo rebajas fiscales e incentivos en la financiación, para compensar los incrementos en el presupuesto, debido al alza del precio de los materiales y la energía.

 

Así lo aseguró recientemente la directora general de Vivienda y Rehabilitación, María José Picchio-Marchetti, con motivo de una mesa redonda sobre el programa de ayudas, organizada por Andimat, la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes. Esos anticipos de la mitad de la ayuda se “corresponderían con los porcentajes de reducción de demanda, una vez que se hubiera concedido la licencia de obra para empezar la actuación”, lo que podría suponer un avance en el tiempo de cobro y una menor necesidad de financiación durante menos tiempo por parte de la propia comunidad, según lo aseguró Picchio-Marchetti.

En cuanto a la gestión de los expedientes, adelantó que se tratarán de manera interna, con la colaboración de los colegios profesionales, a través de las Oficinas de Rehabilitación. “Lo que sí que prevemos es que intervenga la figura del Agente Rehabilitador como gestión integral de lo que es la obra dentro de cada edificio, ofreciendo un servicio ‘llave en mano’ a la comunidad de propietarios”.

 

“Licencia básica” para agilizar los trámites y acceder a las ayudas

El consistorio de la capital ya trabaja en una nueva normativa que simplificará y reducirá los plazos para la expedición de las licencias e incentivará la rehabilitación para atraer al sector privado. Para ello, se derogarán las dos ordenanzas existentes –la ordenanza de actividades económicas y la ordenanza municipal de tramitación de licencias urbanísticas–, refundiéndose en un único texto, que se elevará al pleno del mes de finales del mes de abril.

La mesa también dejó una reflexión en torno a la necesidad de vencer la “desconfianza inicial de las comunidades de propietarios”, y se hizo un llamamiento para que desde las diferentes administraciones se pongan en marcha acciones de comunicación destinadas a la ciudadanía para “cambiar la mentalidad del conjunto de la población”. También se reclamó una mayor participación de los técnicos a la hora de transmitir información fiable a los propietarios.