SHARE
Asinelte denuncia que muchas comunidades de vecinos descuidan sus instalaciones eléctricas

Asinelte, Asociación de Empresas de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Santa Cruz de Tenerife advierte a las comunidades de vecinos de que son responsables de cumplir con los mantenimientos preventivos de las instalaciones eléctricas comunitarias a los que obliga la normativa. Asinelte muestra su preocupación porque considera que se están descuidando gravemente las revisiones periódicas que evitarían incendios como el que se registró este mismo mes en un edificio de viviendas de la capital tinerfeña.

 

En la nota emitidad, Asinelte asegura que “ese accidente está directamente relacionado con el nulo mantenimiento preventivo que se detecta en muchas comunidades de vecinos en las instalaciones comunes, en general, y del recinto de contadores, en particular, donde pasan olímpicamente las comunidades y el deterioro con el paso del tiempo es manifiesto”.

De igual forma, Asinelte recuerda que “la distribuidora de energía ya emite notificaciones hacia las comunidades que no cumplen con la normativa vigente, dándoles un plazo de seis meses para el arreglo general de la instalación. Si no se produce esa reforma, se puede producir un corte general de suministro al edificio. Sin embargo, todas aquellas modificaciones que las comunidades de vecinos vayan a acometer en las instalaciones eléctricas comunitarias sólo las pueden realizar profesionales homologados”, añade.

 

Asinelte denuncia que muchas comunidades de vecinos descuidan sus instalaciones eléctricas

Inspecciones cada 10 años

Ya en 2016, el gobierno autonómico hizo público un protocolo de actuación para la inspección, detección y corrección de las deficiencias detectadas en instalaciones comunes de baja tensión, con el fin de “impulsar la implantación práctica de la cultura de la seguridad eléctrica preventiva”, como se aseguraba en el mismo documento, que reconocía a las comunidades de vecinos como responsables del correcto mantenimiento de estas instalaciones y les obliga a solicitar inspecciones periódicas de prevención cada diez años. También Dirección General de Energía del propio gobierno canario ha difundido este año una relación de los defectos que se detectan con frecuencia en el parque de inmuebles canario.

 

Responsabilidad de propietarios, titulares y usuarios

Asinelte reitera ahora que “la responsabilidad es de propietarios, titulares y usuarios, que son quienes deben de mantener permanentemente esas instalaciones en buen estado de seguridad y de funcionamiento”, y añade que “la responsabilidad civil subsidiaria recae primero en los presidentes de comunidad, ya que son ellos quienes deben plantear en junta de propietarios o el contrato de mantenimiento o las revisiones periódicas de los mantenimientos”. También valora la opción de que los seguros de responsabilidad civil de las comunidades se nieguen a pagar el siniestro si no se ha cumplido con las revisiones periódicas establecidas y los mantenimientos preventivos. Por todo ello, la asociación recomienda a los usuarios el “Manual del usuario eléctrico” del propio gobierno canario, que informa sobre derechos y deberes, protocolos de actuación, normativa, riesgos y seguridad eléctrica.