Un proyecto europeo fomenta la inversión privada en eficiencia energética, movilidad sostenible...

Un proyecto europeo fomenta la inversión privada en eficiencia energética, movilidad sostenible y autoconsumo

36
SHARE
Presentación del poryecto para financiación privada de proyectos de eficiencia energética

El Proyecto F-PI “Financing Energy Efficiency using Private Investments” (Financiación de Eficiencia Energética con Fondos Privados) fue presentado el pasado 30 de mayo en un acto celebrado en la sede del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, en Madrid. Se trata de una iniciativa financiada por la Comisión Europea dentro del marco del H2020, con el principal objetivo de fomentar el desarrollo de inversiones privadas en materia de eficiencia energética, movilidad sostenible y autoconsumo. A través de las actuaciones de este proyecto se espera movilizar una inversión total de 30 millones de euros en tres años. Los partners del proyecto son la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos, Deloitte, EcoMT y Grup Cerveró.

F-PI está administrado por EASME, la agencia ejecutiva de la Comisión Europea, asegurando que las acciones financiadas por programas como COSME, LIFE, EMFF y el Horizonte 2020 den resultados y brinden a la Comisión información valiosa para sus tareas políticas. En la introducción del acto, Hugo Lucas Porta, jefe del Departamento Marco Regulatorio y Estrategia Corporativa del IDAE, reafirmó “la importancia de movilizar capacidad de inversión privada para cumplir con los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030.

Entre los principales objetivos del plan están minimizar el tiempo de maduración del proyecto y los costes de transacción; aumentar la confianza de los inversores; diseñar y aplicar nuevos procedimientos y mecanismos de financiación; y certificar los resultados a través de la implantación de la tecnología Blockchain”. Para un promotor, las ventajas residen en “la realización de la due diligence técnica; búsqueda de mecanismo de inversión ad hoc para el proyecto de eficiencia energética determinado; creación de masa crítica a través de carteras de proyectos con un volumen de inversión elevado y atractivo para los inversores; apoyo en la estructuración y en el cierre de la operación financiera; y certificación de ahorros energéticos y de toneladas de CO2 reducidas a través de tecnología Blockchain”.

En cuanto a los inversores, las ventajas se centran en que “permitirá a los financiadores captar nuevos clientes y fidelizar a los actuales”. Se han previsto actuaciones específicas diseñadas ad hoc para distintos nichos de mercado como el sector hotelero, la Administración Pública, las comunidades de propietarios, la movilidad sostenible, etc. ). También habrá un Data room para la recopilación y preparación de la documentación estandarizada, y apoyo en la estructuración y en el cierre de la operación financiera.

Tras la presentación tuvo lugar una mesa redonda sobre “Oportunidades y barreras sobre la financiación en eficiencia energética”, en la que se analizaron cuestiones como el potencial de los proyectos en el sector terciario; la necesidad de enfocar las inversiones también en el sector residencial; el compromiso de las entidades de financiación con la eficiencia energética y su apoyo en partners solventes y de confianza para que se desarrollen proyectos de eficiencia energética; y se explicó también el papel de los ahorros energéticos como motor de los proyectos de servicios energéticos; y las nuevas estrategias políticas como el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) pueden desplegar e impulsar nuevas oportunidades. Por otra parte, se señalaron como barreras al desarrollo del mercado de los servicios energéticos la larga duración de los contratos de financiación o por el ejemplo el tipo de cliente y su riesgo asociado.