Conecta con nosotros

Energías renovables

Por qué conviene tomar la decisión de realizar una instalación de autoconsumo antes de final de año

Publicado

el

Por qué decidir realizar una instalación de autoconsumo antes de final de año

A sólo unas semanas de iniciar 2024, algunas de las ayudas que se ofrecen para las instalaciones de autoconsumo podrían desaparecer si no se anuncian prórrogas en los próximos días. Por ello puede resultar de especial interés tomar la decisión de realizar la instalación antes de que concluya el año y poder aprovechar así las subvenciones y recuperar hasta un 80 % de la inversión inicial.

 

Para lograr ese ahorro existen diferentes opciones de ayudas a diferentes niveles institucionales:

  • Ayudas Next Generation de la Unión Europea (UE). Gestionadas por las comunidades autónomas con fondos provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, el plazo para solicitarlas y entrar en la lista de espera finaliza el próximo 31 de diciembre, salvo que se anuncie una prórroga. Estas ayudas permiten bonificar hasta 600 euros por kWp instalado para solar en residencial y 490 euros por kWh en baterías. Como dato, para una instalación media de 4 kWp y sin baterías, la subvención representa 2.400 euros, un 40 % del coste total.
  • Bonificación de IBI municipal. La gestiona y depende de cada municipio, que decide qué porcentaje se subvenciona, en caso de hacerlo, y hasta cuándo se mantiene en vigor, aunque la bonificación media suele situarse entre tres y cinco años y ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia bonifican al 50 % durante tres cursos. La previsión es que podría ser la ayuda que más persista en el tiempo.
  • Deducción del IRPF. Para optar a ella hay que identificar los diferentes tipos de vivienda e instalación. En el caso de propietarios de pisos que instalan de manera individual, la solicitud de esta deducción puede hacerse en 2024, pero las obras deben haberse acometido antes del 31 de diciembre de 2023. Además es requisito imprescindible presentar un certificado energético previo a la obra y otro posterior que muestre la mejora energética de la vivienda. Teniendo en cuenta que el segundo certificado energético debe ser expedido antes del 1 de enero de 2024, son las últimas semanas en las que este beneficio estará vigente.

En cuanto a viviendas unifamiliares (consideradas como edificio por la normativa) y bloques completos de viviendas (donde entraría el autoconsumo comunitario), las obras realizadas antes del 31 de diciembre de 2024 que cumplan con los requisitos podrán seguir optando a la deducción por “obras de rehabilitación energética de un edificio completo”.

Según los datos de la firma Samara, el autoconsumo doméstico muestra una rentabilidad anual de ahorro medio en torno a los 1.092 euros, aproximadamente. Las subvenciones vigentes dependen en algunos casos del tiempo y las decisiones que puedan tomarse, como ocurre con la que tiene que ver con los Fondos NextGen y la deducción del IRPF.