Conecta con nosotros

Energías renovables

¿Por qué en 2024 vamos a pagar más por la luz a pesar del auge de las renovables?

Publicado

el

¿Por qué en 2024 vamos a pagar más por la luz a pesar del auge de las renovables?

El autoconsumo se ha revelado como una de las principales vías para poder abaratar la factura de la luz, porque cuanta más energía renovable podamos generar, más reduciremos el precio final de la energía que, en los últimos cuatro años, ha aumentado significativamente y ha impactado en las facturas de luz y gas.

 

En este 2024, el efecto de la eliminación de algunas de las ayudas fiscales disponibles también influirá en un incremento del precio, así como también por el nuevo cálculo de la tarifa regulada. Además, la incertidumbre que genera el desabastecimiento energético que sufre Europa como consecuencia del conflicto entre Ucrania y Rusia también ha contribuido a ese encarecimiento, con picos históricos como el de marzo de 2022, cuando se pagaron más de 440 euros/MWh en el mercado mayorista, pero que también podría incidir a lo largo de este mismo año, en el que se prevé una subida de la luz de hasta un 12,5 %.

 

España, uno de los diez países en los que más se invierte en renovables

En este escenario, las energías renovables cobran un especial protagonismo porque son más baratas de producir y esto se traslada al consumidor. Pero su auge no impedirá el aumento del precio en la factura porque, en España, el mercado de la energía funciona como una subasta. Se calcula la energía se va a necesitar cada hora y los productores ofrecen su energía a diferentes precios en función del coste de su producción y el margen de beneficio que apliquen. Cuando la demanda queda satisfecha, la tecnología más cara es la que determina el precio del resto, por eso, se paga más, porque aunque las renovables presenten una mayor oferta y a un precio más barato, siempre se quedan las últimas de la lista, de modo que acabamos pagando el precio de las energía no renovables.

El autoconsumo se revela como una solución para poder pagar menos, generar energía propia ya sea para domicilios particulares o para empresas. España cuenta con un gran potencial para el aprovechamiento de las energías renovables, gracias a su privilegiada situación geográfica y climática, que le proporciona abundante viento y sol. El nuestro es uno de los diez países en los que más se invierte en renovables, con el objetivo de alcanzar el 74 % de generación eléctrica renovable y el 42 % de consumo final renovable para 2030.