SHARE
La tarifa como elemento clave de política energética

“Una tarifa eficiente es aquélla que lleva a los consumidores a comportamientos eficientes y en línea con la transición ecológica”. Ésta fue una de las conclusiones del diálogo virtual abierto organizado por la Unión Española Fotovoltaíca en torno a “¿Cuál es el diseño de tarifa óptimo para impulsar la transición energética?”. En el canal de Youtube de la asociación tuvo lugar una sesión que forma parte de la iniciativa #DialogosSolaresDesdeCasa, una serie de encuentros dirigida a impulsar el debate sobre los temas de actualidad de la industria fotovoltaica, en compañía de expertos destacados del sector fotovoltaico y energético.

En el encuentro participaron Daniel Pérez, PPA Lead & chief legal officer de Holaluz y Pedro González, director de Regulación de Aelec, y señalaron la importancia de tener un consumidor informado y el papel de la tecnología y de la domótica en la gestión eficiente de la demanda. Respecto a los principios que deberían aplicarse en la definición de un diseño de tarifa óptimo para impulsar la transición energética, señalaron la necesidad de asegurar la suficiencia recaudatoria; la predictibilidad de los precios, para que el consumidor sepa cuánto va a pagar en cada momento; la simplicidad; la transparencia; y la eficiencia, para que el coste se asigne a él que lo ocasione. Además, se he hecho especial hincapié en la variable de la sostenibilidad medioambiental: una vez que se haya garantizado la suficiencia de ingresos para el sistema, la tarifa tiene que enviar una señal de precio para incentivar el autoconsumo, el vehículo eléctrico y la eficiencia energética, y para premiar al consumidor que consume menos energía y en horas específicas del día.

Además, destacaron que, en la necesaria transición ecológica, el consumidor tiene un papel fundamental al estar en el centro del sistema energético, de ahí la importancia de contar con un consumidor, especialmente el doméstico, que esté informado y que conozca la estructura de la tarifa. En la misma línea, la tecnología y la domótica ofrecen herramientas importantes para una gestión eficiente de la demanda, ya que el consumidor, una vez haya decidido su patrón de consumo, obtendrá la mejor respuesta en función de los precios de la energía. Desde Unef consideran necesaria una reforma del actual diseño de la tarifa de la luz, reduciendo el peso del término fijo, que está en un 40 %, para que vuelva a estar en línea con la media de los países europeos (22 %) y para que se siga el principio de “pagar por lo que se consume”.