SHARE
La primera subasta de renovables concluye con un reparto generalizado

Capital Energy acaparó la parte fundamental de la “tarta” en la primera subasta de renovables, que ha tenido lugar este martes 26. Con 620 MW eólicos adjudicados ha sido la compañía que más porción ha obtenido de los 3.034 MW que se han subastado entre un total de 32 participantes, de los cuales 2.036 eran fotovoltaicos y los restantes 998 eólicos.

 

Sin embargo, la impresión general ha sido de un reparto muy generalizado, en el que han tenido presencia destacada las grandes eléctricas como Iberdrola, Endesa o Naturgy y también compañías como Acciona o Greenalia han sido algunas de las compañías que también han ganado en el reparto, junto a otras eléctricas como la portuguesa EDP. Esta última obtuvo alrededor de 150 MW, la mayoría de ellos en la modalidad solar fotovoltaica.

 

Las grandes eléctricas en el reparto

Por lo que respecta a las eléctricas mayoritarias, Iberdrola habría obtenido en torno a los 250 MW, en el apartado de energía solar, mientras Naturgy habría estado en una cifra cercana, casi 200 MW en eólica y en torno a 40 en fotovoltaica. Endesa, por su parte se habría conformado con alrededor de 50 MW en el apartado solar. Greenalia habría alcanzado en torno a 140 MW, mientras Acciona habría superado el centenar.

Ahora deberá ser la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia quien deba otorgar validez a los resultados de esta primera subasta, de la que se han quedado fuera compañías como Repsol o Forestalia, que fuera una de las ganadoras de ediciones anteriores. La puja se ha llevado a cabo a sobre cerrado y el proceso de adjudicación ha otorgado el producto subastado a las ofertas de menor cuantía hasta alcanzar el cupo establecido. El precio adjudicado a cada uno de los participantes es idéntico al precio por el cada uno pujó. La anterior subasta de renovables en nuestro país había tenido lugar hace tres años y medio, en concreto en el mes de julio de 2017 y supuso la adjudicación de más de 5.000 MW, de los que aproximadamente el 80 % correspondió a energía solar fotovoltaica, mientras el 20 % restante fue para energía eólicas.