SHARE
David Gimeno, secretario técnico de Asinem

Asinem, Asociación de Empresarios Instaladores de Baleares, ha lamentado que la instalación de placas solares en la localidad mallorquina de Sóller sea prácticamente imposible por la ordenanza municipal actual, que no permite la instalación de placas fotovoltaicas en tejados inclinados y obliga a los interesados a colocar los paneles en el suelo o sobre cubiertas planas.

 

A nivel general, las diferentes normativas que regulan el uso y la implantación de energías renovables persiguen la necesidad de que se consuma el menor suelo posible para la generación de energía renovable y se utilicen al máximo posible tejados y cubiertas para reducir la demanda energética de los edificios. Sin embargo, la ordenanza municipal de Sóller es muy restrictiva a la hora de poder implantar paneles y placas solares por el entorno en el que se encuentra el municipio.

El secretario técnico de Asinem, David Gimeno, considera que el equilibrio y el paisaje urbano y rural de calidad ‘’no está reñido con la instalación de placas fotovoltaicas, siempre y cuando se instalen de manera eficiente y lo más integradas posible dentro de las edificaciones’’. En su opinión, la instalación de placas fotovoltaicas ‘’afecta positivamente a la percepción del municipio ya que supone un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medio’’.

A la asociación le preocupa que la situación genera “cierta desigualdad entre los ciudadanos, ya que muchos, con esta normativa municipal, no tienen derecho a convertirse en auto consumidores de energías renovables y tampoco pueden acogerse a las diferentes líneas de ayuda para fomentar la instalación de energías limpias”, y subrayan que “estamos en un momento clave para la soberanía de los ciudadanos, en relación a la generación de la energía. Asinem se reunió en marzo con los instaladores locales para conocer a qué problemas se enfrentaban a la hora de instalar los paneles fotovoltaicos y se lo hicieron saber al Instituto Balear de Energía, así como al propio Ayuntamiento de Sóller, del que no ha recibido respuesta aún. Entre otras medidas propone que se permita la instalación de cubiertas inclinadas tanto en suelo rústico como urbano, utilizar el mismo tipo de panel monocristalino en todo el municipio y que se permitan únicamente las instalaciones con estructura tipo coplanar.