SHARE
El Congreso aprueba la retribución a las renovables propuesta por el Gobierno

El Congreso de los Diputados aprobó la semana pasada la retribución regulada de las energías renovables propuesta por el Gobierno para que esté vigente hasta 2031, después de que fuera aprobada en el Consejo de Ministros del viernes 22 de noviembre. La votación fue respaldada por el Partido Socialista, Ciudadanos, Unidas Podemos, el Partido Nacionalista Vasco y el Grupo Mixto, mientras que el Partido Popular y Vox se abstuvieron. De hecho, el PP se planteó en algún momento incluso votar a favor de la medida, para contrarrestar cierta opinión pública que lo tacha de ser contrario a las energías renovables, por las reforma del sector eléctrico y los recortes a las energías limpias que ya realizó cuando gobernaba en la anterior legislatura.

El Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno suspende la revisión quinquenal de esta partida y elimina su manera de cálculo basado en la rentabilidad del bono a 10 años más 300 puntos. En su lugar emplea el sistema de cálculo financiero propuesto por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia. De este modo mantiene el coste regulado de las renovables en una cifra aproximada entre los 6.000 y 7.000 millones de euros anuales. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, defendió la rentabilidad extra del 7,4% planteada a los inversores previos a 2013 que sufrieron los efectos de la reforma, con el objetivo de que la retribución aprobada pueda ofrecerle a todos ellos la «seguridad jurídica» de la que el sector ha carecido en los últimos años y además se puedan reducir las demandas de arbitraje de las que ha sido víctima el Estado. También fue categórica en su negativa respecto al hecho de que pueda suponer un incremento de la tarifa eléctrica.