SHARE
Un edificio con certificación LEED puede reducir su consumo energético a la mitad

Así lo afirmó Alejandro Muro, responsable del Segmento Hotelero de Schneider Electric, ponente de la segunda sesión de la Conferencia BioEconomic LEED, dedicada a la construcción y la gestión sostenible y que se celebró el pasado 1 de febrero, en Barcelona. En su intervención, Muro mostró cómo la monitorización y el control energético ayudan a conseguir edificios hoteleros más eficientes y preparados para obtener exigentes certificaciones nacionales e internacionales, como la LEED, otorgada por el US Green Building Council. De esta manera, se pueden conseguir edificios energéticamente más eficientes, hasta el punto de «poder disminuir el consumo de energía aproximadamente un 50%, el de agua hasta un 40%, y además aumentar su valor inmobiliario un 7,5%».

Factores como la crisis energética, el cambio climático, la falta de recursos o el crecimiento de la población están motivando un cambio de paradigma en el sector de la construcción. Edificios con consumos energéticos tendientes a cero, neutralidad de emisiones de CO2, respeto medioambiental y un alto confort son los nuevos requisitos que aborda la construcción sostenible. Gracias a soluciones IoT como EcoStruxure for Hotels, los gestores de estas instalaciones pueden realizar una gestión eléctrica inteligente, al mismo tiempo que controlan la energía y la sostenibilidad de su edificio, las habitaciones, las zonas comunes, la sala de máquinas y la seguridad.

La posibilidad de monitorizar las instalaciones y controlar la energía puede ser la clave para dar respuesta a estos desafíos. Según Muro, aplicando diseños, metodología y sistemas de control y automatización se pueden conseguir edificios energéticamente más eficientes y preparados para obtener las certificaciones más exigentes. Se trata de herramientas que evalúan el impacto ambiental que genera un edificio en el medioambiente en general, o bien su comportamiento energético con respecto a su entorno. Schneider Electric ha participado ya en varios proyectos que siguen estos criterios, como el Hotel Glòria de Sant Jaume, en Palma de Mallorca, el Hotel Evolution Lisboa, en Portugal o el Lasala Plaza de San Sebastián. Todos ellos han podido beneficiarse de la integración de EcoStruxure para controlar las instalaciones desde una misma plataforma, optimizando el mantenimiento con mantenimiento predictivo, incrementado el ahorro energético y mejorando el confort de clientes y trabajadores, al personalizar el ambiente tanto de las habitaciones como de las zonas comunes.

La Certificación LEED, desarrollada por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos, reconoce la excelencia en estrategias y prácticas constructivas tanto de edificios de nueva construcción, como en rehabilitación o en fase de uso, y garantiza que el edificio tendrá un menor impacto medioambiental y que su rentabilidad, valoración y bienestar de sus ocupantes serán mayores.