cargador Schneider Electric en garaje para flota de vehículos
No votes yet.
Please wait...

Con el objetivo de avanzar en el compromiso que mantiene hacia la neutralidad de carbono y uniéndose también a la iniciativa EV100, Schneider Electric ha anunciado que reemplazará su flota de 14.000 coches de empresa por vehículos eléctricos (VE) en 2030. En el mismo período, la compañía también instalará infraestructuras de carga en sus principales oficinas y fábricas, con las que mostrará igualmente la arquitectura de movilidad eléctrica de su plataforma EcoStruxure, con tecnologías microgrid, gestión de activos y nuevos sistemas de gestión de la energía. El anuncio coincide con el lanzamiento del Informe Anual Progress and Insights 2020, que muestra que la demanda de vehículos eléctricos está en alza y que las organizaciones donde estos modelos se encuentran disponibles están avanzando hacia sus objetivos de sostenibilidad. Sin embargo, la adopción de la flota de movilidad eléctrica es más lenta de lo que debería y Schneider Electric quiere demostrar que un cambio rápido es posible

Schneider Electric se ha unido a tres de las iniciativas de The Climate Group, la EV100, RE100 y EP100 para alcanzar la neutralidad de carbono en 2025 y las cero emisiones en 2030. Con la primera de ellas se compromete a reducir las emisiones directas de CO2 de sus coches de empresa a cero para 2030. EP100 supone doblar la productividad de la energía para 2030, tomando como referencia una línea base de 2005, fijando el ambicioso objetivo de doblar el resultado económico de cada unidad de energía consumida. Por su parte, RE100 significa usar el 100% de electricidad renovable en 2030 con un objetivo intermedio del 80% en 2020. Según un informe especial de IPCC, si queremos limitar el cambio climático a 1,5°C a nivel global, las emisiones globales de CO2 deben reducirse en un 45% en 2030. La movilidad eléctrica, junto con la descarbonización, la descentralización y la digitalización de la energía, es clave para alcanzar este futuro.

Schneider Electric cuenta con soluciones de carga desarrolladas desde hace algunos años y disponibles en muchas instalaciones de todo el mundo y sus empleados han sido de los primeros en adoptar la movilidad eléctrica. Dentro de la compañía, en países como Alemania o Noruega ya han tomado iniciativas en proyectos de movilidad eléctrica o empezado a ofrecer a sus trabajadores el uso de vehículos eléctricos para sus necesidades profesionales. Esta transformación se llevará a cabo en más de 50 países en la próxima década. Además, la compañía también colabora con startups como eIQ Mobility, que ofrece servicios de consultoría y software centrados en la electrificación de flota de vehículos, y DST, que proporciona logística como servicio con flotas eléctricas y cuenta con más de 16.000 vehículos eléctricos. También es inversora y partner de Volta, que hace posible la carga gratis de VE para propietarios de inmuebles y conductores a cambio de publicidad a través de un innovador modelo de negocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí