Durante el desarrollo de un reciente webinar del Foro Nissan, orientado a las “Reflexiones sobre la infraestructura de carga para vehículo eléctrico”, María Victoria Zingoni, directora general de Cliente y Generación Baja en Carbono de Repsol, y Bruno Mattuci, CEO de Nissan Iberia, hicieron público el acuerdo de colaboración entre ambas compañías para promover la movilidad eléctrica en España, cuya primera actuación consistirá en la ampliación de la red de recarga de vehículos eléctricos a lo largo de toda la geografía española. En un primer momento se instalarán 15 puntos de carga rápida en las estaciones de servicio de Repsol, sin perjuicio de que pueda haber ampliaciones posteriores.

 

Además y también gracias al acuerdo, todos los propietarios de un vehículo eléctrico Nissan gozarán de una bonificación de la tarifa del 50 % en la red pública de recarga eléctrica de Repsol. Actualmente, Repsol cuenta con más de 250 puntos de recarga en lugares públicos, entre los que se incluyen 70 de carga rápida. Además cuenta con más de 1.000 terminales de ámbito privado instalados en empresas y viviendas particulares. A esto se añaden los dos primeros puntos de recarga ultrarrápida puestos en marcha en la Península Ibérica, que permiten recargar la batería de vehículos que soporten esta tecnología en un tiempo de entre cinco y diez minutos, similar al que se emplea en un repostaje convencional. Por su parte, Nissan, desde el arranque del vehículo eléctrico en España y con el lanzamiento en 2011 del Nissan LEAF, ha desarrollado la red de carga rápida más grande distribuida por toda la geografía española a través de su red de concesionarios, con un total de 140 puntos de recarga.

El desarrollo de estas 15 nuevas instalaciones de recarga rápida en las estaciones de servicio de Repsol, con la garantía de que el origen de la electricidad es 100 % renovable, podría proporcionar energía para recorrer en coche más de 144.000 kilómetros al mes. Asimismo, la potencia instalada en todos estos nuevos cargadores rápidos sería equivalente a suministrar energía durante todo un mes a 120 hogares. Matucci, por parte de Nissan, aseguró que “no cabe duda de que resolviendo el problema de la infraestructura de carga en nuestro país, podremos posicionar a España como punta de lanza en la carrera hacia la electrificación”. Y además añadió que “para una más rápida implantación es importante el mantenimiento de planes estables de impulso al vehículo eléctrico, así como al desarrollo de infraestructuras, al mismo tiempo que, de manera coyuntural, se podría reducir el IVA de los vehículos eléctricos para facilitar su compra a los ciudadanos y también sería bueno eliminar o reducir de manera temporal el tipo impositivo sobre el Impuesto Especial sobre Electricidad”. Hay claros aspectos de mejora en el ámbito de las infraestructuras del vehículo eléctrico, porque España representa actualmente menos del 3 % de las instaladas en Europa, cuando como país el nuestro supone el 10 % de las ventas totales de vehículos en la Unión Europea y el 15 % de la fabricación total de vehículos.