La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha publicado el Estudio de evaluación de impacto de las recomendaciones emitidas en el informe relativo a las ayudas concedidas mediante el Plan Moves III, destinado a fomentar la movilidad eléctrica. Una de las conclusiones del mismo es que la implementación de las recomendaciones de la CNMC a las comunidades autónomas, podrían suponer un incremento potencial de 67.150 empleados, 1.997 nuevos distribuidores, la matriculación adicional de 3.959 vehículos ecológicos y la reducción de precio de estos vehículos (en torno a 1.900 euros por vehículo con etiqueta Cero Emisiones y alrededor de 1.600 euros por vehículo con etiqueta ECO).

 

La CNMC señala que un grupo relevante de comunidades autónomas ya cumplía con las indicaciones al definir los programas de ayudas del Plan Moves III, pero diez comunidades impusieron requisitos de oferta restrictivos que reducían la competencia. En concreto, que la compraventa del vehículo debía producirse en un concesionario situado en el territorio de la comunidad autónoma cuya ayuda se solicitara. Este requisito fragmenta el mercado nacional y limita la competencia en la distribución de vehículos eléctricos, ya que los compradores pierden incentivos para comprar los vehículos fuera de la comunidad autónoma donde residen.

En su informe, la CNMC recomendaba a las comunidades. evitar las exigencias territoriales sobre los intermediarios de las ayudas del Plan Moves III y permitir la tramitación de la ayuda directamente por parte de los compradores ante las Administraciones correspondientes, sin tener que tramitar el expediente a través del concesionario. Tres de ellas, Madrid, Cantabria y Asturias han implementado esa recomendación, pero no así el resto.

Impacto potencial de las recomendaciones

En el estudio se analizan los beneficios potenciales sobre la economía española en caso de que las recomendaciones se implementasen en todo el territorio y se concluye que podrían suponer en el mercado de la distribución de vehículos a motor en España un incremento potencial de 67.150 empleados, 1.997 nuevos distribuidores, más de 267 millones de euros en la facturación de los distribuidores de vehículos eléctricos, la matriculación adicional de 3.959 vehículos ecológicos, y una potencial reducción del precio de 1.922 euros por vehículo con etiqueta Cero Emisiones y de 1.585 euros por vehículo con etiqueta ECO. Además de estos efectos sobre el mercado específico del vehículo ecológico, existe un potencial impacto sobre otros sectores de la economía general (fabricación de vehículos a motor, industria auxiliar del automóvil, mercado de seguros, servicios financieros, o la instalación de puntos de recarga, entre otros).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí