Teresa Ribera
Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

La vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, admitió la semana pasada en un encuentro online de Nueva Economía Forum que el Gobierno está trabajando en un real decreto que regule el despliegue, mantenimiento y gestión de los puntos de recarga eléctrica en España.

 

La ministra Teresa Ribera admitió que comprende las quejas de los ciudadanos por la falta de electrolineras que permitan solventar las necesidades de carga de los vehículos eléctricos. La escasez de infraestructuras es un problema ya tradicional en la expansión de la movilidad eléctrica y una de las dificultades que las posibles cuestiones aducen a la hora de comprar un vehículo eléctrico. En el encuentro, Ribera dijo que con la nueva norma buscarán regular de manera “más estable” esta clase de instalaciones para evitar las carencias que se producen en la actualidad. La propia ministra asegura haber recibido esa queja directa de varios cientos de ciudadanos en las últimas semanas y en lo que va de verano, que le han mostrado su preocupación por la falta de puntos de recarga y subraya la necesidad de “avanzar de forma cualitativa” en el desarrollo de estas infraestructuras, ante el “boom” de venta de vehículos eléctricos que se prevé, a raíz del nuevo Plan Moves.

Precisamente, Ribera alabó esta nueva iniciativa de ayuda que ha ayudado a disparar la demanda. Sin embargo también se mostró menos convencida sobre otras cuestiones, como es el caso de las baterías, en relación con las cuales manifestó que “aún queda mucho camino por recorrer” y en este sentido citó la necesidad de resolver su gestión al final de su vida útil.

La vicepresidenta Teresa Ribera también se ocupó de otras cuestiones como la próxima presentación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que aventuró para el mes de octubre y que se ha retrasado a raíz de la crisis provocada por la pandemia. Igualmente se refirió al crecimiento de las energías renovables, gracias al cual el Gobierno estima que tendremos una convergencia de precios con los más relevantes países de nuestro entorno, como Alemania o Francia, para el año 2023.