Gobierno y al Ministerio de Industria durante la celebración de la Mesa de Automoción
Gobierno y al Ministerio de Industria durante la celebración de la Mesa de Automoción

Las principales asociaciones del sector de la automoción, Anfac (fabricantes de automóviles), Sernauto (de componentes), Faconauto (de distribución de vehículos) y Ganvam (comercializadores) han informado al Gobierno y al Ministerio de Industria durante la celebración de la Mesa de Automoción, convocada por el segundo, sobre “la necesidad de definir el modelo para la industria de la automoción que se ha de alcanzar a través de la puesta en marcha de las acciones contempladas en el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de la Automoción”.

 

El sector valora positivamente que se le otorgue a la hora de asignar y pedir los fondos europeos y ofrece su “colaboración para trabajar en un modelo constructivo para la industria”, pero también reclaman que “la necesaria transición a la movilidad del futuro se tiene que hacer sin poner en riesgo la industria y los empleos, estimulando fuertemente la demanda de vehículos sin emisiones para que la oferta y la producción se adecúen a ella pero acompañando el modelo y medidas sectoriales a la realidad del mercado y de la producción en nuestro país en cada momento”.

 

Punto de inflexión para la industria

En este contexto, las cuatro asociaciones alertan sobre el “punto de inflexión que atraviesa la automoción de cara a la verdadera recuperación y la transformación a la industria de la movilidad”, y ofrecen su “colaboración para trabajar juntos en ese modelo y su concreción en políticas sectoriales, con el objetivo final de descarbonizar la movilidad en 2040 pero manteniendo unos niveles de producción, mercado y empleo como los actuales”. El conjunto de la cadena de valor afirma que el Plan de Impulso es positivo para el sector, “a corto plazo, para fomentar su recuperación”, “y a medio y largo plazo, para progresar en la transformación del sector hacia la industria de la movilidad del futuro”.

Para las cuatro asociaciones, lo imprescindible es definir un “modelo constructivo, proactivo y consensuado con el sector, en el que se alcanzarán los objetivos de descarbonización y digitalización del parque planteados con Europa, pero manteniendo la industria, el empleo de calidad y el tamaño del mercado, con una transición inclusiva que permita la transformación del tejido actual con los menores impactos negativos posibles”, y añaden que “todos apostamos por una transición ordenada hacia los vehículos cero emisiones y una movilidad descarbonizada, ese es el compromiso y estamos convencidos de que lo vamos a conseguir”.

Las asociaciones del sector reclaman un compromiso claro de que el objetivo final común es la descarbonización y digitalización, pero aspirando a mantener un objetivo de tres millones de vehículos producidos en España en todo momento y de un mercado de vehículos de 1,5 millones de unidades anuales. “España debe priorizar el mantenimiento de la producción y el empleo en nuestro país, y eso es posible con unas medidas que faciliten la transición de manera ordenada”, concluyen. La automoción representa el 11 % del PIB y da empleo al 9 % de la población activa, unos dos millones de puestos de trabajo en toda la cadena de valor.