Paccar Parts, líder en el diseño, la fabricación y la asistencia al cliente de camiones de alta calidad, proporcionará soluciones avanzadas de carga de ABB de hasta 350 kW para dar servicio a sus flotas en Norteamérica y Europa. La colaboración entre ambas compañías permite aumentar la eficiencia operativa y la sostenibilidad de la extensa red de concesionarios de Paccar, que cuenta con 2.265 establecimientos en más de 100 países.

 

La tecnología de carga de vehículos eléctricos de ABB ayudará a electrificar a Paccar, con el objetivo de poder ofrecer a sus clientes una gama de soluciones avanzadas de carga en sus operaciones de flota. Sólo en Estados Unidos, los camiones medianos y pesados representan aproximadamente el 25 % del total de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte. Para Frank Muehlon, presidente de la división E-mobility de ABB, la compañía “ve una enorme oportunidad en la electrificación del sector del transporte por carretera”, para ello se compromete a ofrecer soluciones de electrificación seguras, inteligentes y sostenibles para la carga de flotas.

 

Cargas rápidas de alta potencia o cargas nocturnas de menor potencia

Estos vehículos eléctricos tienen baterías lo suficientemente potentes para los modelos de camiones Peterbilt, Kenworth, DAF CF Electric y LF Electric que requieren una carga rápida bajo demanda para los cortos tiempos de permanencia de las rutas de sus flotas. Con los sistemas de ABB, podrán optimizar la carga de las flotas con descansos de carga rápida de alta potencia o con carga nocturna de menor potencia gestionada por la carga para rutas de transporte más largas y entregas de última milla.

ABB está avanzando hacia las operaciones circulares, así como hacia la neutralidad de carbono mediante la electrificación de su flota de vehículos, el abastecimiento de electricidad totalmente renovable y la mejora de la eficiencia energética en todos sus centros para 2030. Hasta la fecha ha vendido más de 680.000 cargadores de vehículos eléctricos en más de 85 mercados; más de 30.000 cargadores rápidos de corriente continua y 650.000 cargadores de corriente alterna, incluidos los vendidos a través de Chargedot. Además, se espera que Estados Unidos destine 7.500 millones de dólares para construir la red nacional de cargadores de vehículos eléctricos e invierta más de 5.000 millones de dólares en autobuses de tránsito limpios para acelerar la adopción de los vehículos eléctricos, reducir la contaminación atmosférica y crear puestos de trabajo.