SHARE
El Gremi de Instaladores de Barcelona elige nuevo presidente y nueva junta

Alfredo Martínez-Sabadell ha sido elegido nuevo presidente Gremi de Instaladores de Barcelona, tras la asamblea extraordinaria celebrada la semana pasada, en la que fue elegida también la junta directiva al completo. Alfredo Martínez, que releva al frente de la asociación a Francesc Balagué, es ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña y MBA por EADA, y además ejerce como consejero delegado y director general de la empresa Sogesa Instalaciones Integrales SAU, que desarrolla sus actividades en el ámbito de las instalaciones a nivel nacional e internacional.

La nueva Junta Directiva al completo, además del citado presidente, queda integrada también por Jaume Alcaide, como vicepresidente de gestión; Miguel Ángel Rojas, en calidad de vicepresidente de Electricidad; José Esparré, como vicepresidente de Gas y Calefacción; Miquel Camps, que ejercerá como vicepresidente de Fontaneria y tesorero; Joan Jovani, como secretario; y, finalmente, como vocales ejercerán Francesc Ubach, Francesc Jové, Manuel Fernández, Jordi Blanco, Toni Sampietro, y Juan Antonio Jordán.

Entre las líneas estratégicas más destacadas que la nueva junta se ha fijado para la legislatura que ahora comienza sobresale el interés por “reforzar la visibilidad de la asociación, fortalecer la defensa de los intereses de las empresas instaladoras y potenciar la formación y la incorporación de personal cualificado en nuestro sector”.

El Gremi de Instaladores de Electricidad, Fontanería y Afines de Barcelona es una asociación empresarial sin ánimo de lucro fundada en 1907, y representa actualmente a cerca de 1.000 empresas instaladoras. Su misión principal es de representación y defensa de sus asociados de manera eficaz y unitaria ante los diferentes organismos privados y públicos. Esta filosofía se complementa con otros servicios que se ofrecen para adaptarse a un entorno en constante evolución, para que cuenten con todas las herramientas posibles. Dispone de una Escuela de formación propia, donde se forman los futuros instaladores en todos los ámbitos sectoriales, así como se lleva a cabo el reciclaje constante de instaladores en activo haciendo hincapié en los aspectos relacionados con la eficiencia energética.