SHARE
Oficios manuales cualificados, como el de instalador eléctrico, cada vez más demandados

La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España se congratula del aumento creciente de la demanda que experimenta la profesión de instalador eléctrico. Fenie cita un reciente estudio de ManpowerGroup, titulado Solucionar la Escasez de Talento (Crear, Atraer, Compartir y Transformar), en el que se cita literalmente, “la mayoría de los perfiles más demandados, hoy en día, requieren formación técnica superior y no siempre exigen un grado universitario”, para asegurar a continuación “que los directivos españoles destacan, entre ellos, los oficios manuales cualificados, como el de electricista”.

La Federación también menciona el estudio elaborado por la Fundación Atresmedia y la Fundación Mapfre en colaboración con el Iese, Reflexiones sobre la Formación Profesional de Grado Medio y Superior en España, que determina que “en 2020 la mitad de los puestos de trabajo en Europa irán dirigidos a titulados de Formación Profesional, es decir, a profesionales con una cualificación intermedia, frente al 35% que requerirá, por el contrario, una titulación universitaria”. Son estos datos los que permiten a fuentes de Fenie apoyarse “en las evidencias de los citados estudios para abogar por el futuro prometedor del colectivo al que representa, a la vez que anima a las nuevas generaciones a descubrir una profesión repleta de oportunidades laborales”.

En esta línea orientada a potenciar la formación, el potencial del sector eléctrico y el talento de sus representantes noveles, organiza bienalmente el Concurso de Jóvenes Instaladores, cuya decimoquinta edición tendrá lugar entre el 13 y el 16 de noviembre de 2018, en Matelec, el Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica. Durante la competición, los triunfadores de las ediciones provinciales celebradas con anterioridad compiten en materia de instalación eléctrica, con el objetivo final de convertirse en el mejor joven instalador eléctrico del país.

Oficios manuales cualificados, como el de instalador eléctrico, cada vez más demandados