SHARE
Ledvance estrena nuevas lámparas para alumbrado público

Ledvance acaba de lanzar al mercado su nueva familia de lámparas para alumbrado público, que permiten mejorar la eficiencia energética de las ciudades y reducir su consumo energético mediante la tecnología LED. La última generación de Osram HQL Led Pro ofrece el remplazo LED perfecto para lámparas HID utilizadas en la iluminación de calles, zonas peatonales y parques. Combinan mayor calidad de luz con menores costes operativos y permiten un ahorro de energía de hasta un 80 %. Además su larga vida útil reduce al máximo los costes de mantenimiento.

 

Diseño renovado

Las versiones de 2.000, 3.000 y 4.000 lúmenes presentan, además, un renovado diseño que recuerda a las lámparas HQL tradicionales. Cubiertas de vidrio, resultan idóneas para luminarias históricas y arquitectónicas como las isabelinas o fernandinas, que iluminan las calles de varias ciudades españolas. Ofrecen además una clase de protección IP65 y permiten una luz totalmente instantánea, sin necesidad de tiempo de calentamiento. Están disponibles en cinco versiones de lúmenes diferentes para adaptarse a las distintas necesidades: 2.000, 3.000, 4.000, 6.000 y 13,000 lm.

Ledvance estrena nuevas lámparas para alumbrado público
Lamparas HQL con un nuevo diseño de Ledvance

Entre sus ventajas también está su reproducción cromática elevada frente a las lámparas de descarga tradicionales, cuyo índice es bajo, mientras que el de la HQL Led Pro de Ledvance alcanza los 80 puntos, para lograr un mayor confort visual con respecto a las lámparas comunes. Según Leandro Boyano, del departamento de proyectos de Ledvance España, “la tecnología LED está teniendo una excelente aceptación en los proyectos de alumbrado público por el gran ahorro que se obtiene con la sustitución de las lámparas convencionales”. Al ahorro se suma la resistencia que proporcionan, su larga vida útil, fácil instalación y bajos costes de mantenimiento.

El ahorro en el consumo de energía que proporcionan las nuevas luminarias justifica el cambio, según Boyano, “tampoco debemos dejar de lado las graves perturbaciones en el medio ambiente provocadas por una mala iluminación del alumbrado público y, por consiguiente, el incremento de la emisión de gases de efecto invernadero”, y concluye que “apostar por la tecnología LED es el camino natural que deben seguir las correspondientes administraciones si buscan ofrecer un buen servicio al ciudadano, sin dejar de lado la sostenibilidad y el medio ambiente”.