SHARE
Los fabricantes de equipos de alta tensión acusan a la CNMC de “desincentivar” las inversiones para modernizar la red

Sin incentivar adecuadamente la inversión en redes eléctricas de distribución no se alcanzarán los objetivos del PNIEC”, aseguran desde Afbel, asociación que reúne a los fabricantes españoles de equipamientos de media y alta tensión para la red eléctrica. Y añaden que precisamente en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima “se plasman” los objetivos solo se conseguirán mediante la electrificación de la economía”, que ha marcado la Unión Europea. Para los fabricantes de equipos de alta tensión, “tales objetivos solo se conseguirán mediante la electrificación de la economía, ya que es la electricidad el vector energético que ha demostrado más alta capacidad de integración de fuentes renovables”.

Por todo ello, Afbel presentará antes del plazo que concluye el próximo 9 de agosto, sus alegaciones a las propuestas que Competencia presentó el pasado viernes, en forma de circulares, sobre la metodología de cálculo de las tasas de retribución de las inversiones en redes para el periodo regulatorio 2020-2025. Según la misma, la CNMC propone un descenso en la tasa de retribución de la inversión, y aplica también a las inversiones en digitalización de la red el mismo factor reductor que aplica a los costes de operación y mantenimiento.

Desde Afbel consideran que “ambos factores van a desincentivar la inversión, poniendo freno a la necesaria modernización de la red de distribución y al desarrollo de las tecnologías que nuestros fabricantes ofrecen por todo el planeta en las mejores condiciones competitivas y de vanguardia tecnológica”. Al mismo tiempo ofrece al propio organismo “colaborar en un desarrollo regulatorio que asegure la adecuación de nuestras infraestructuras de red y el desarrollo de nuestro sector”.

Para los fabricantes, la integración masiva de fuentes renovables, el autoconsumo y generación distribuida, la electrificación de transporte en general y el despliegue de infraestructura de carga del vehículo eléctrico, “elevan sustancialmente el nivel de exigencia sobre la red de distribución y conllevan, ineludiblemente, el refuerzo y la digitalización de la misma”. Y añaden también que “el propio PNIEC valora en más de cuarenta mil millones de euros la necesidad de inversión en red hasta 2030”. Su valoración concluye que sólo mediante “la adecuada y justa incentivación de la inversión, a través de una tasa de retribución adecuada, se podrán sentar las bases de una red de distribución adaptada a los retos de la descarbonización”.

Afbel aglutina a los fabricantes españoles de equipamientos de media y alta tensión para la red eléctrica, tales como transformadores, aparellaje, apoyos metálicos, motores, convertidores, pararrayos, sistemas de alimentación ininterrumpida, grupos electrógenos, nuevas tecnologías y equipos para redes inteligentes.