Conecta con nosotros

Economía

La nueva interconexión eléctrica con Francia prevé igualar nuestro precio al de Europa

Publicado

el

La infraestructura que permitirá duplicar el intercambio de electricidad entre Francia y España está a punto de estrenarse. El próximo junio se inaugurará la interconexión entre Santa Llogaia y Baixás, que debe permitir además que el precio medio de la electricidad en España se acerque más al del promedio de la Unión Europea. Esta nueva conexión va a elevar la capacidad de conexión entre ambos países hasta 2.800 megavatios, o lo que es lo mismo, un 3% de la potencia de generación eléctrica instalada en España y más o menos un 6% del consumo nacional. Aún así, el objetivo acordado por la Unión Europea se eleva al 10%, porcentaje prácticamente inalcanzable según los expertos del sector.

La inversión ha sido de 700 millones de euros, dentro del consorcio Inelfe, en el que participan Red Eléctrica y la compañía gala Réseau de Transport d’Électricité al 50%. El proyecto ha contado con una subvención de la UE, de 225 millones, mientras que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) concedió otros 350 millones. El precio se ha encarecido notablemente –hasta 10 veces menos habría costado si se hubiese realizado con torres de alta tensión- porque la mayor parte del trazado está soterrado, excepto el túnel que cruza la cordillera montañosa, con 3,5 metros de diámetro.

Además se han tenido que construir dos estaciones conversoras en los extremos del trazado, debido a que la interconexión es de corriente continua, mientras que las redes de ambos países son de corriente alterna. Cada una de las estaciones, realizadas por Siemens, cuenta con más de 5.400 módulos de potencia para la conversión. También ha colaborado, entre otras firmas, la multinacional Prysmian, encargada del suministro del cable para el proyecto.