Conecta con nosotros

Economía

La facturación horaria de la luz: Industria dice que permitirá ahorrar y Facua que el procedimiento ha sido oscuro

Publicado

el

Contadores digitales de una instalación que tienen control de ICP

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo considera que el sistema de facturación horaria para contadores ‘inteligentes’ aportará “importantes beneficios” para los consumidores, porque permitirá “adoptar comportamientos de consumo más eficientes, que se traduzcan en un ahorro de su factura”. Así lo afirma en un comunicado en el que también indica que gracias al nuevo sistema los consumidores conocerán más datos sobre sus consumo, como por ejemplo “la energía que está consumiendo en cada momento y cuánto le cuesta”, lo que le permitirá “modificar su forma de consumo”, para ahorrar consumiendo en una determinada hora que le resulte más económica. Además, subraya que se podrá detectar el fraude con “mayor facilidad, gracias a que los nuevos contadores son más difícilmente manipulables”.

Una vez aprobados los procedimientos se abre un periodo de adaptación de los sistemas informáticos que se prolongará como límite hasta el próximo 1 de octubre, momento en el que los consumidores acogidos al PVPC comenzarán a ser facturados según su consumo horario. No obstante, quienes no dispongan de contador inteligente continuarán la facturación como ahora, hasta que les sea instalado. La previsión es que los 27 millones de contadores estén reemplazados en el año 2018.

Por su parte, Facua-Consumidores en Acción ha denunciado que la resolución que pone en marcha este nuevo sistema se “ha elaborado en la más absoluta oscuridad hacia los ciudadanos”. Así lo aseguró a Europa Press su portavoz, Rubén Sánchez, que indicó que no está claro si el Gobierno impondrá sanciones a las compañías que no hayan implantado el nuevo mecanismo en la fecha límite de principio de octubre. Sánchez, que opina que el sistema ha sido negociado entre Gobierno y compañías eléctricas, “exclusivamente”, ha criticado que estas últimas “parece que no quieran que el consumidor acceda a recibir la información de su consumo en tiempo real, ya que de este modo podría ahorrar en el consumo”.