Conecta con nosotros

Energía

General Cable suministra cable submarino al Proyecto de Belle-Île 4

Publicado

el

El proyecto que conecta con el continente a Belle-Île, la mayor de las islas al oeste de Francia, a 15 kilómetros de Quiberon permite a los 5.400 habitantes de la isla disponer de electricidad mediante los tres conductores eléctricos de media tensión que contiene. También incluye un cable de 48 fibras ópticas para el acceso a Internet a muy alta velocidad de banda. El cable submarino de una longitud de 15 kilómetros que conecta Quiberon a Belle-Île ha sido diseñado y construido sin empalmes, en una sola pieza, gracias al empleo de líneas de aislamiento y revestimiento utilizadas para los cables de alta y muy alta tensión con las que cuenta el centro industrial de General Cable Francia, en Montereau.

Los conductores eléctricos se fabricaron allí, antes de ser enviados por transporte fluvial al centro industrial de Nordenham, al norte de Bremen en Alemania, que se hizo cargo del montaje de los monopolares y de la instalación de la armadura protectora. El citado cable fue desenrollado en el mar a mediados de marzo. Para fortalecer la protección mecánica contra agresiones externas, el cable posee una armadura de metal doble para un peso total de 440 toneladas y debe resistir al menos cuarenta años. Este cable híbrido creado a medida para adaptarse a unas restricciones técnicas y ambientales específicas ha constituido un verdadero reto tecnológico para la multinacional fabricante de cables.