SHARE
Endesa ultima un plan para impulsar la reactivación económica del país

Acelerar la Transición Energética como pieza fundamental para salir de la crisis generada por el COVID-19 es uno de los retos principales que España debe abordar según las conclusiones de la Junta General de Accionistas de Endesa, que por primera vez se llevó a cabo de forma totalmente telemática. Su presidente y el CEO de la compañía, Juan Sánchez-Calero y José Bogas respectivamente aprovecharon el encuentro para adelantar los planes de trabajo en los que la eléctrica lleva trabajando para contribuir “al crecimiento económico del país. Seremos clave en la regeneración del tejido económico y social y en la aceleración económica”, aseguraron.

Calero subrayó también el “trabajo esencial” que Endesa ha desempeñado “velando por la seguridad y continuidad del suministro y su adaptación a la demanda provocada por la pandemia, lo que ha supuesto un factor de estabilidad para toda la comunidad”. También subrayó la adaptación “para actuar en una sociedad y en un mercado energéticos muy distintos de los que conocimos hace escasos meses”. Y constató también “la necesidad de tener cuanto antes un marco europeo de reestructuración” de cara a impulsar una recuperación en la que, según su opinión, “el sector eléctrico se confirme como uno de los actores principales para culminar ese objetivo”.

Por su parte, José Bogas afirmó la relevancia de “restaurar el tejido productivo dañado y recuperar a los cientos de miles de personas afectadas por esta crisis. Esto es imprescindible para lograr una salida económica fuerte”. También abogó a favor de “llevar a cabo reformas de calado”, y subrayó que “si antes de sufrir la crisis del COVID-19 todos teníamos claro que no había otro camino que el de la Sostenibilidad, hoy, además de reiterar nuestros compromisos, puedo asegurarles y les aseguro, que el desarrollo sostenible será el centro de nuestra actividad”.

Dentro de su Plan Estratégico, la compañía quiere llegar a ser en 2022 la compañía eléctrica integrada más limpia y con emisiones más bajas en la Península Ibérica. Para ello ha aumentado un 211 % la inversión en energías renovables y ya el 60 % de la generación de la compañía está ya libre de emisiones de CO2. Bogas subrayó que se encuentran “en la mejor posición para afrontar los retos de la descarbonización y de la digitalización”. Está previsto que la eléctrica invierta hasta 2022, 7.700 millones de euros, casi en su totalidad en el desarrollo de activos renovables. A finales del pasado mes de marzo, Endesa creó un fondo de 25 millones de euros y activó un Plan de Responsabilidad Pública para dotar de material, servicios, equipos e infraestructuras en la lucha contra el COVID-19.