SHARE
Comunidades Energéticas Locales: Guía para su constitución

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía ha puesto en marcha una línea de trabajo para impulsar las Comunidades Energéticas Locales, que partió de una reunión organizada el pasado febrero con catorce asociaciones empresariales e instituciones y que tuvo como objetivo definir dichas comunidades y articular las herramientas que contribuyan a su impulso. En ella se puso de manifiesto la necesidad de reflexionar sobre este nuevo concepto que aparece en el escenario de una transición energética justa que tiene en cuenta, por tanto, el empoderamiento del usuario, especialmente a nivel local, mediante la elaboración de una guía con los pasos a seguir para su constitución y la posibilidad de financiar proyectos piloto.

También durante la jornada se anunció la publicación de una guía con el título “Desarrollo de instrumentos de fomento de comunidades energéticas locales”, que incluye experiencias realizadas en los países de nuestro entorno, asimismo clarifica lo que se entiende por una Comunidad Local de Energía y la manera de constituirla, así como la forma de financiar proyectos piloto a través de las líneas de apoyo del IDAE que den visibilidad social a la creación de estas comunidades.

Aunque la figura no está reconocida actualmente en la legislación y la Unión Europea está en trámites para hacerlo, se entiende como tal a “una entidad jurídica de participación voluntaria y abierta controlada por accionistas o miembros que sean personas físicas o jurídicas (entre otras: asociaciones, cooperativas, organizaciones sin ánimo de lucro, empresas) y también administraciones locales autonómicas o nacionales”.

El objetivo social principal será ofrecer beneficios energéticos, de los que se deriven también los medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad en la que desarrolla su actividad, más que generar una rentabilidad financiera. Las actividades a desarrollar serán, entre otras: la generación de energía principalmente procedente de fuentes renovables, la distribución, el suministro, el consumo, la agregación, el almacenamiento de energía, la prestación de servicios de eficiencia energética, la prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos o de otros servicios energéticos.

El IDAE en su papel de agente impulsor del cambio de modelo energético, tiene entre sus líneas de actuación la inversión y financiación en proyectos de interés energético que contribuyan a acelerar el proceso de transición energética y que permitan demostrar la viabilidad de nuevas tecnologías, soluciones o estrategias. Las comunidades energéticas locales encajarían en este concepto de proyectos que el Instituto quiere apoyar, siempre que cumplan con ciertos requisitos de solvencia técnica y económica. Por ello, el IDAE ha abierto un plazo como receptor de propuestas de proyecto para su valoración, de acuerdo con las condiciones y modalidades expresadas en su propia web: Participación en proyectos innovadores de inversión. Dichas propuestas deben enviarse a la dirección: tuproyecto@idae.es

Guía para el Desarrollo de Instrumentos de Fomento de Comunidades Energéticas Locales