SHARE
La distribución reduce sus ventas un 35% en abril del 2020

La segunda entrega de la encuesta online que la Asociación de Distribuidores de Material Eléctrico, Adime, realiza entre sus asociados desde que se puso en marcha el Estado de Alarma debido a la emergencia sanitaria del COVID-19, registra resultados concluyentes sobre el descenso de la actividad. Si en la primera entrega, Adime hablaba de “estimaciones” ahora los datos son más concretos porque la muestra se llevó a cabo entre los pasados 5 y 13 de mayo, con un total de 44 socios participantes.

El descenso de las ventas de la distribución en abril respecto al ejercicio anterior se cifra en un 35 %, mientras que ese retroceso en lo que va de año es del 20 %. En cuanto a previsiones para el ejercicio de 2020 completo, Adime sitúa el descenso del volumen de ventas entre el 20 y el 25 %. Desde el punto de vista puramente financiero, el 65 % de los socios consultados consideran que la estimación de aplazamientos e impagos se sitúa alrededor del 5 %. También han sido preguntados acerca del nivel de afectación por falta de liquidez y más de la mitad de las empresas consideran que es malo o muy malo. En el mismo sentido, más del 80 % de los socios participantes, considera que las compañías de crédito y caución están ya reduciendo la clasificación de sus clientes.

Con respecto a la situación laboral, en la entrega de la encuesta de hace un mes, el 78 % de las empresas de distribución había o tenía intención de solicitar un ERTE y apenas hay variación con los resultados ahora porque son un 77 % los que aseguran haberse visto obligados a solicitarlo. De entre ellos, un 23 % son los que lo han aplicado a la totalidad de su plantilla.

Adime agradece la participación de todos sus asociados en la consulta y aprovecha para instarles “a trabajar como conjunto, a fortalecer la cadena de valor de todo el sector y a promover iniciativas que ayuden a consolidarlo y a avanzarnos a las nuevas necesidades”.