SHARE
Rafael Ontañón y Francisco Javier Expósito

Rafael Ontañón y Javier Expósito, miembros de la candidatura opositora en las elecciones de Apiem en 2015, que resultaron anuladas por una sentencia judicial el 2 de junio de 2017, convocaron ayer a los medios de comunicación para ofrecer su versión sobre la situación en la asociación madrileña y la postura mantenida por su presidente, Ángel Bonet, que anunció hace un par de semanas la inminente convocatoria de elecciones, como consecuencia del mandato judicial y también que volverá a presentarse a las mismas.

Para la candidatura opositora, “las elecciones se deberían haber convocado ya y con garantías, pero en vistas de cómo están actuando, no parece hagan uso de la transparencia de la que hablan”. Rafael Ontañón aduce que la nota de prensa en la que se anuncia la convocatoria y su candidatura, “está publicada semioculta en la web y ni siquiera la han hecho llegar a través del newsletter habitual que envían desde la asociación”.

Los opositores van a pedir la ejecución de la sentencia, declarada “firme” el pasado 27 de septiembre por la Audiencia Provincial de Madrid, “con expresa imposición a la parte recurrente de las costas causadas”. En este caso, la parte recurrente es la actual Junta Directiva, que apeló en primer lugar la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia, pero luego “desistió” de dicho recurso.

Para intentar que se haga efectiva dicha ejecución, la semana pasada enviaron un burofax a Apiem, instando a la convocatoria inmediata de elecciones. También apelaban a que un Auto Aclaratorio posterior a la citada sentencia especificaba que “todos los acuerdos que hayan sido adoptados por la Junta directiva cuya elección es nula, serán consecuentemente nulos”.  De este modo lo sería también su expulsión de la asociación, decisión que la Junta Directiva tomó hace ya 3 años y que, de mantenerse vigente, les impediría presentar de nuevo candidatura en el proceso electoral que está ahora a punto de abrirse.

En la rueda de prensa convocada en la asociación hace dos semanas el asesor jurídico de Apiem, Ismael Costero, negó que la sentencia declarase nulos los actos de la actual Junta “sino únicamente aquellos que tienen que ver con el proceso electoral”, obviando de este modo la existencia del citado Auto. Costero sí admitió que el proceso electoral de Apiem “es mejorable”, aunque también añadió que “en todo caso no ha supuesto merma alguna de las garantías de la candidatura propia o la contraria. Sin embargo, la sentencia estimó la demanda y declaró la nulidad del proceso electoral.

Ontañón y Expósito, como portavoces de la candidatura opositora, señalaron también que “nuestra demanda está soportada por una argumentación demoledora” y exhibieron documentos para acreditarlo. Ángel Bonet les acusó hace dos semanas de haber amenazado a los trabajadores de la asociación, pero ellos niegan tal extremo y declaran “únicamente haber informado al personal, pero es que si tuvieran argumentos para defender esas amenazas, deberían denunciarnos por ello”. Lo que sí admiten es haber puesto en conocimiento de la directora general de la asociación sus responsabilidades como máxima ejecutiva de la misma y se reservan “las actuaciones necesarias para defender nuestros derechos, incluso por la vía penal si fuera necesario”.