SHARE
Apiem recuerda la necesidad de instalar diferenciales eléctricos como “seguro de vida”

Después de un reciente suceso en Madrid, que ha supuesto la trágica muerte de un hombre de 38 años dentro de la bañera de su casa en Madrid, Apiem, Asociación Profesional de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones de Madrid, aprovecha para recomendar “una vez más contar siempre con diferenciales en todas las instalaciones eléctricas porque son un seguro de vida”.

 

A la espera del informe de la Policía Nacional, lo que se conoce de los hechos es que la víctima estaba dentro del agua con su teléfono móvil y el cable enchufado a la red, por lo que la principal hipótesis es que haya muerto electrocutado, “de hecho, la víctima tenía una quemadura en el pecho donde tenía encima el teléfono móvil, según las primeras averiguaciones”, subrayan desde Apiem.

El diferencial supone “un elemento que controla la intensidad de la corriente eléctrica. Toda la intensidad que sale por un cable vuelve por el otro, si en un momento determinado, dentro de la vivienda o de la instalación, hay una fuga de un solo cable, ese diferencial al notar que lo que sale no es igual a lo que entra, se dispara y la corriente eléctrica se corta. Si sale un amperio, lo normal es que vuelva un amperio; si sale un amperio y vuelve 0.90, esa diferencia de 0.10 la detecta el diferencial y corta la corriente“, aseguran.

Instalaciones sin diferencial

Desde la asociación denuncian la existencia de instalaciones antiguas sin diferencial y también “actuaciones inconscientes de personas que conectaban uno de los cables con el fin de poner potenciales ajenos al suministro legal, así como permutaciones de la fase por el neutro cuando hay fugas de corriente en circuitos monofásicos. En definitiva, prácticas temerarias por personas no profesionales y legalmente habilitadas que se dedican a la realización de chapuzas y averías”.

Por todo ello recomiendan siempre “la contratación de un instalador eléctrico autorizado como garantía de servicios de calidad y de seguridad para los usuarios finales”.  Del mismo modo, la asociación anima a los instaladores a acreditarse de forma y contar con un carné certificado, ya que es una herramienta que proporciona al instalador transparencia en la gestión de sus servicios de cara al cliente.

Entre otros consejos y para asegurar el correcto estado de la instalación recomiendan también “dar al botón de test de los diferenciales y, en caso de que cualquier persona reciba una mínima sensación de descarga eléctrica o síntoma, es necesario ponerse inmediatamente en contacto con un instalador autorizado”.