SHARE
200 árboles para absorber el CO2 de un solo aparato de aire acondicionado mal reciclado

Coincidiendo con el Día Mundial del Reciclaje, celebrado el pasado domingo, Agremia, Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía, y Ecotic, fundación encargada de financiar y gestionar el reciclaje de los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), hicieron hincapié en la necesidad de seguir reciclando los equipos de aire acondicionado que se renueven con el comienzo de la temporada estival, todo ello pese a la situación de parálisis actual.

En 2019 Ecotic gestionó un total de 3.796 toneladas de aparatos de aire acondicionado, un 12,7 % más que un año antes y la previsión para este 2020 era la de aumentar la cantidad en un 30 %, pero la crisis ha hecho que el porcentaje se invierta, igual que en otro tipo de aparatos, en los que el descenso ha podido llegar hasta el 50 %. A pesar de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, la gestión de residuos se ha considerado como un servicio público urgente y esencial con el fin de minimizar posibles impactos secundarios sobre la salud y el medio ambiente. Ahora, la llegada del calor hace que el mercado de la refrigeración afronte su periodo más intenso de actividad, por lo que mantener los estándares de desinstalación y reciclaje es fundamental. Los equipos de aire acondicionado contienen sustancias potencialmente contaminantes como aceites y gases clorofluorocarburos (CFC), que contribuyen al desgaste de la capa de ozono, e hidroclorofluorocarburos (HCFC), considerados principalmente como gases de efecto invernadero por su potencial de calentamiento.

La concienciación se revela como un factor clave, “se necesitan 200 árboles trabajando durante un año para absorber la cantidad de CO2 de cada uno de estos equipos que no se reciclan”, asegura Inmaculada Peiró, directora general de Agremia. También es comparable a retirar cerca de 250 coches de la circulación durante todo un día para contrarrestar los efectos negativos.

Con las técnicas de tratamiento actuales y la gestión adecuada se puede reciclar prácticamente el 93 % del peso de los residuos de aparatos de aire acondicionado, obteniendo distintas fracciones como metales o plástico, que pueden reintroducirse en nuevos procesos productivos y evitar de este modo el agotamiento de los recursos naturales finitos, destacan los instaladores.

Agremia recuerda, además, que distribuidores y comercios de electrodomésticos están obligados a aceptar el aparato de aire acondicionado que el comprador les entregue cuando éste vaya a adquirir un nuevo equipo de características similares. Por su parte, Ecotic ofrece una solución integral para el reciclaje a través del programa Ecoinstaladores, que contempla la recogida gratuita de los residuos en las propias instalaciones, la compensación económica por los costes de logística inversa y almacenamiento, o la obtención del sello de Ecoinstaladores, que identifica las buenas prácticas profesionales en la desinstalación y reciclaje de los aparatos.